MECÁNICA/

Cambiar la suspensión delantera: ¿por dónde cortar el tubo de una horquilla nueva?

Cambiar la horquilla de suspensión de una bicicleta de montaña por una suspensión más moderna y ligera es una de las mejores actualizaciones que un ciclista de montaña puede realizar en su montura. La principal duda que surge en la mayoría de ocasiones es la de calcular la longitud necesaria del tubo de dirección de la horquilla nueva, algo que no todos los usuarios tienen muy claro y que puede llevar a cometer un grave error si se corta el mismo a una altura insuficiente.

En TodoMountainBike: Cambiar la suspensión delantera: ¿por dónde cortar el tubo de una horquilla nueva?
¿Por dónde cortar el tubo de una horquilla? Ante la duda, mejor que sobre que no que falte.

¿Por dónde cortar el tubo de una horquilla?

La horquillas nuevas vienen de serie con un tubo de dirección muy largo que cada usuario o mecánico debe cortar a una altura determinada en función del modelo de bicicleta de destino y de las características del montaje que se va a realizar, que básicamente no es otra cosa que tener en cuenta tanto la potencia como los espaciadores que se van a montar. Como norma general, se debe cortar el tubo de la horquilla de forma que, una vez montada, quede aproximadamente medio centímetro por debajo del borde superior de la potencia, con los espaciadores ya montados, para conseguir que la tapa de dirección asiente bien y se mantenga cierto rango de ajuste en la dirección.

Ahora bien, antes de proceder a cortar el tubo de la horquilla de la forma indicada, hay que tener en cuenta un par de cuestiones sumamente importantes. La primera de ellas es que la potencia siempre debe abrazar el tubo en su totalidad, y que el tornillo superior de la misma nunca debe quedar al aire, sino por debajo del borde superior del tubo de la horquilla. De este modo, se consigue la mejor sujeción posible entre potencia y horquilla y se evitan problemas posteriores relacionados con la dirección y los siempre molestos crujidos.

La segunda cuestión es que, como dice el refrán, mejor que sobre que no que falte, por lo que a la hora de montar los espaciadores, siempre es más recomendable utilizar al menos uno de más para calcular la longitud de corte dejando aproximadamente 10 milímetros de longitud extra respecto a la configuración que el usuario monta de forma habitual. ¿Por qué? Porque el espaciador extra puede ponerse encima de la potencia manteniendo la medida que el usuario requiere y, en el caso de cambiar de manillar o de potencia, puede ser montado nuevamente debajo de la potencia si el ciclista necesita ganar altura en el manillar debido al mencionado cambio de componentes.

Como último apunte, a la hora de cortar el tubo de la horquilla, la forma más precisa de hacerlo es empleando un cortatubos como los que se utilizan en la fontanería, ya que a diferencia de la sierra, esta herramienta es capaz de realizar cortes precisos y perfectamente rectos tanto en tubos de aluminio como de carbono. No hay que olvidar que, ante todo, cada fabricante de suspensiones tiene sus propias especificaciones, algo que también debe tenerse en cuenta a la hora de calcular la longitud de corte del tubo de la horquilla.