GENERAL/

Ciclistas con el corazón roto, la ciencia dice que es posible morir de tristeza

¿Es posible morir de tristeza? Hasta ahora, ninguna investigación científica había confirmado esta pregunta, pero ya tiene respuesta: sí, se puede morir a causa de una gran pena debido a un aumento de la inflamación de los tejidos del cuerpo. Un nuevo estudio, llevado a cabo por la Universidad Rice de Houston, ha arrojado un poco de luz sobre ese fenómeno mundial tan conocido por todos en el que las parejas que han pasado toda su vida juntos mueren en un corto espacio de tiempo entre sí.

Los investigadores de la Universidad Rice han identificado la causa de estas muertes tan conmovedoras causadas por el denominado síndrome del corazón roto. En el estudio realizado, tomaron muestras de sangre a 99 personas que acababan de sufrir la muerte de su cónyuge recientemente, así como un seguimiento de su estado psicológico. Los pacientes se dividieron en dos grupos, los que eran incapaces de aceptar la pérdida con dificultades para seguir adelante con su vida, y los que asumían algo mejor el fallecimiento del cónyuge, sin síntomas de rechazo a su propia vida.

En TodoMountainBike: Ciclistas con el corazón roto, la ciencia dice que es posible morir de tristeza
Morir de tristeza, un hecho comprobado científicamente que ahora podrá prevenirse.

La investigación averiguó que el grupo de personas con mayores síntomas de dolor presentaba un aumento considerable de inflamación en los tejidos del cerebro respecto al grupo de personas del segundo grupo; una reacción inmune que está detrás de cada enfermedad que amenaza la vida, desde ataques cardíacos y derrames cerebrales hasta cáncer, diabetes y demencia. Según el profesor Chris Fagundes, autor principal del estudio: "Este es el primer estudio en confirmar que la aflicción, independientemente de los niveles de síntomas depresivos de las personas, puede promover la inflamación, lo que a su vez puede causar resultados negativos para la salud".

De esta interesante investigación realizada por la Universidad Rice se desprende que las conductas y actividades humanas afectan de forma importante los niveles de inflamación en el cuerpo, llegando incluso a causar la muerte como sucede en los casos de síndrome del corazón roto. La buena noticia es que se podrán prevenir muertes por tristeza o depresión diseñando tratamientos conductuales y farmacológicos para reducir el dolor psicológico y la inflamación, algo que hasta ahora no se venía haciendo de manera generalizada por falta de datos concluyentes.