COMPETICIÓN/

Los frenos de disco para bicicletas de carretera quedan oficialmente aprobados por la UCI

La implantación de los frenos de disco en el mundo del pelotón profesional no ha sido precisamente un camino de rosas. Tres años de pruebas en diferentes eventos deportivos, con opiniones de lo más variopintas e incluso algunos controvertidos accidentes supuestamente provocados por los mismos, han ido retrasando una aprobación que, como era de esperar, finalmente ha sido anunciada por parte de la UCI: a partir del 1 de julio de 2018, los frenos de disco quedan oficialmente permitidos en entrenamientos y pruebas de ciclismo en ruta así como de BMX.

En TodoMountainBike: Los frenos de disco para bicicletas de carretera quedan oficialmente aprobados por la UCI
La Trek Émonda SL en versión de disco.

El anuncio se ha hecho público a través del comunicado emitido por la UCI acerca de su plan de actuación para los próximos cuatro años o, lo que es lo mismo, de 2018 a 2022. Según explica el organismo: "Después de casi tres años de pruebas, y de acuerdo con varias partes interesadas (equipos, pilotos, mecánicos, aficionados, comisarios, y la Federación Mundial de la Industria de Artículos Deportivos) se ha tomado la decisión de autorizar los frenos de disco para carretera y BMX a partir del 1 de julio de este año. El punto 1.3.025 del Reglamento de la UCI se modificará a tal efecto para permitir el uso de frenos de disco durante los entrenamientos y las competiciones de carretera y BMX, como ya sucede en las pruebas y los eventos de participación masiva de Ciclocross y Mountain Bike".