GENERAL/ 13 de Noviembre, 2017

¿Frío o calor? Un estudio demuestra que aplicar calor es más efectivo que los baños fríos para recuperar la musculatura

Sumergir las piernas en agua helada, incluso aclimatada con cubitos de hielo, es una práctica bastante habitual en el mundo de la competición ciclista. Sin embargo, según un estudio publicado en The Journal of Physiology, esto podría ser contraproducente. El resultado del experimento, llevado a cabo tanto en humanos como en ratones, expone que la aplicación de calor después de una sesión de resistencia sobre una bicicleta estática mejora la recuperación muscular mientras que la aplicación de frío, produce el efecto contrario.

En TodoMountainBike: ¿Frío o calor? Un estudio demuestra que aplicar calor es más efectivo que los baños fríos para recuperar la musculatura

Para comprobar la efectividad de la aplicación local de frío y calor, los investigadores han llevado a cabo dos experimentos similares, uno en humanos y otro en ratones. En el primero, los deportistas voluntarios realizaron una hora de ejercicio a una intensidad moderada sobre una bicicleta estática, seguida de dos horas de recuperación. En la recuperación, un grupo recibió frío en las piernas, a otro grupo se le aplicó calor, y un tercero recuperó sin recibir ningún tratamiento térmico.

Tras las dos horas de recuperación y con la temperatura muscular igual en todos ellos, los deportistas volvieron a subirse a la bicicleta, esta vez en una sesión de 5 minutos a alta intensidad. Los investigadores comprobaron que la potencia media del grupo que recibió calor (aproximadamente 38ºC) fue más alta que la del grupo que recibió frío (aproximadamente 15ºC). El experimento realizado con ratones tuvo el mismo resultado, concluyendo así que la recuperación, la resistencia a la fatiga y la resíntesis de glucógeno se ven reducidas por el enfriamiento y mejoradas por el calentamiento muscular.

Más información | PubMed

Cargando más contenido...