GENERAL/

Jenny Rissveds relata el infierno que ha vivido durante su depresión: "También me diagnosticaron un trastorno alimentario"

Jenny Rissveds, medalla de oro en la prueba XCO femenina de los JJ.OO. de Río 2016, perdió a sus dos abuelos coincidiendo con el arranque de la Copa del Mundo XCO 2017. A este drama familiar se sumó la presión de ser campeona olímpica y deportista de élite, así como ciertas desavenencias con la Federación Sueca de Ciclismo y un obvio bajón de rendimiento. Todos estos problemas colapsaron la capacidad física y mental de Rissveds hasta el punto de que decidió tomarse un período indefinido de recuperación con solo 23 años de edad y en la cima de su carrera.

El pasado miércoles 10 de octubre, coincidiendo con el Día Mundial de la Salud Mental, Jenny Rissveds decidió sincerarse a través de las redes sociales explicando de forma detallada el infierno que ha vivido durante los últimos tres años. La sueca, cuya recuperación total ya parece estar en camino, no solo sufrió una profunda depresión, también un grave desorden alimenticio que además ocultó desde antes incluso de caer enferma: "Entrenaba a horas extremas y solía fijarme retos como cuántos días podía estar sin comer".

En TodoMountainBike: Jenny Rissveds relata el infierno que ha vivido durante su depresión: "También me diagnosticaron un trastorno alimentario"
Jenny Rissveds en una imagen subida a su cuenta de Instagram.

Según explica la propia Rissveds: "Mi primera experiencia real con los trastornos alimentarios fue hace tres años. La ansiedad y los sentimientos de culpa eran terribles. Intenté un par de veces meterme los dedos en la garganta, pero nunca tuve éxito. Comencé a entrenar a horas extremas y solía fijarme retos para no comer el máximo número de días posibles. En un momento dado me di cuenta de que podía deshacerme de lo que había comido usando laxantes. Algo dentro de mí me dijo que esto no era normal, pero no podía parar. Lo único que circulaba en mi cabeza era comer tanto como fuera posible y luego pensar cómo llegar al baño. Mi vida empezó a parecerse a la de un adicto y probablemente me convertí en una adicta".

Con una depresión acompañada de un grave trastorno alimentario, la vida de la ciclista sueca se convirtió en un verdadero infierno hasta que, a finales de 2017, decidió buscar ayuda profesional para ambos problemas: "De alguna manera sabía que mi obsesión por la comida y mi cuerpo estaban conectados con mi depresión. El terapeuta me dijo que debería ir a una clínica de trastornos alimentarios. A partir de entonces entré en un programa para comer una cierta cantidad de comidas al día a ciertas horas sin compensar de ninguna manera. Unos 8 meses después, en junio de 2018, pude finalmente, por primera vez desde hace años, comer sin ansiedad ni sentimientos de culpa".

En la actualidad, Jenny Rissveds parece haber encontrado el camino hacia su total recuperación, tal y como demostró en el último Campeonato de Suecia de XCO logrando proclamarse vencedora. Acerca de la temporada 2019, la ciclista sueca no ha anunciado nada en concreto, aunque es más que probable que, si no sufre una recaída, vuelva a estar presente en algunas de las pruebas del calendario internacional de Cross Country.