GENERAL/

Las cinco mejores frutas para obtener energía de forma rápida antes, durante o después del ejercicio

A la hora de reponer energía antes, durante o después de un entrenamiento físico intenso o de una prueba deportiva, consumir fruta es una de las opciones más saludables y económicas. ¿Qué frutas son las más recomendables para obtener energía de forma rápida? Todas aquellas que cuenten en su composición con un alto porcentaje de hidratos de carbono simples, más conocidos como azúcares, de rápida asimilación por parte del organismo para recuperar fuerzas de forma instantánea y deliciosa.

En TodoMountainBike: Las cinco mejores frutas para obtener energía de forma rápida antes, durante o después del ejercicio

Cinco frutas para obtener energía rápida

De entre la extensa lista de frutas consumibles por el ser humano, unas pocas destacan sobre el resto gracias a su elevado contenido en glucosa, fructosa y otros azúcares, una fuente de energía inmediata para el organismo. A diferencia de otros alimentos con un mayor porcentaje en hidratos de carbono complejos, las frutas con más azúcares son ideales para consumir durante o después de un trabajo físico intenso, ya que ayudan a mantener un punto óptimo de energía previniendo la temida pájara durante el esfuerzo o el bajón tras el término del ejercicio.

De las cinco mejores frutas para obtener energía de forma rápida, las primeras de la lista son las uvas, con aproximadamente 16 gramos de azúcares por cada 100 gramos de producto. Esta fruta también aporta unos 191 miligramos de potasio, 2 miligramos de sodio, 14 miligramos de calcio y 4 miligramos de vitamina C, entre otros nutrientes, además de ser muy fácil de consumir y deliciosa al paladar. Las uvas también se pueden consumir desecadas, como uvas pasas, en este caso con cerca de 69 gramos de azúcares por cada 100 gramos de producto. ¿La mejor fecha para comer uvas? Desde el mes de agosto hasta el mes de diciembre.

Como segunda fruta de la lista, los higos, también con aproximadamente 16 gramos de azúcares por cada 100 gramos, además de 54 miligramos de calcio, 248 miligramos de potasio, 1.30 miligramos de sodio y 20 miligramos de magnesio, entre otros. Los higos también se pueden consumir desecados, como higos secos, en este caso con nada menos que unos 55 gramos de azúcares por cada 100 gramos. ¿La mejor fecha para comer higos? Desde el mes de junio hasta el mes de octubre.

Originario de China, el lichi o litchi es el tercer fruto con mayor aporte de energía rápida de la lista. Por cada 100 gramos de lichis hay aproximadamente 15 gramos de azúcares, además de 185 miligramos de potasio, 11 miligramos de magnesio, 9 miligramos de calcio y 2.50 miligramos de sodio. ¿La mejor fecha para comer lichis? Desde el mes de noviembre hasta el mes de febrero.

Aunque no es una fruta que los deportistas suelan llevar en sus salidas, la granada es otra de las mejores fuentes de energía rápida que se pueden consumir durante o tras un ejercicio físico intenso. Cada 100 gramos de granada aporta aproximadamente 15 gramos de azúcares, así como 238 miligramos de potasio, 3 miligramos de magnesio o 2.5 miligramos de sodio, entre otros nutrientes. ¿La mejor fecha para comer granadas? Desde el mes de agosto hasta el mes de noviembre.

Cerrando la lista y como no podía ser de otra forma, el plátano, la fruta deportiva por excelencia. Se trata de un delicioso alimento con aproximadamente 14 gramos de azúcares por cada 100 gramos de producto, además de una inmejorable fuente de potasio (370 miligramos), de magnesio (36 miligramos), de fósforo (14 miligramos) y de calcio (7 miligramos). Vale la pena mencionar que a mayor grado de madurez del plátano, los azúcares contenidos en el mismo aumentan, lo que sumado a la disponibilidad de la fruta durante todo el año, lo convierten en el suplemento perfecto para cualquier actividad deportiva.