GENERAL/

Nueve rutas cicloturistas para descubrir Castellón de la Plana a golpe de pedal

Castellón de la Plana es una turística ciudad, referente de la Costa del Azahar, ubicada al norte de la Comunidad Valenciana. La localidad cuenta con un clima privilegiado (más de 300 días de sol al año) e innumerables atractivos para el turista, siendo tanto por su localización como por los parajes naturales que la rodean un destino especialmente interesante para los amantes de deportes al aire libre como el ciclismo o el submarinismo.

En TodoMountainBike: Nueve rutas cicloturistas para descubrir Castellón de la Plana a golpe de pedal
Castellón de la Plana, un destino muy interesante para aficionados al ciclismo.

De especial interés para los amantes del cicloturismo, en el entorno municipal de Castellón se pueden encontrar hasta nueve rutas perfectamente señalizadas y con una serie de equipamientos y servicios de apoyo complementarios donde tanto los ciclistas debutantes como los más expertos pueden disfrutar de una agradable jornada de pedales. Las rutas, de entre 6 y 25 kilómetros de recorrido, transcurren en su mayoría por zonas agrícolas y todas comienzan y acaban en un mismo punto: el Parque dels Jocs Tradicionals:

  • Ruta 1: Sant Roc de Canet - Lledó. Apta para toda la familia, consta de 7.5 kilómetros y permite visitar dos de los puntos más emblemáticos de Castellón. Uno es la Basílica del Lledó, templo neoclásico del siglo XVIII que cobija la imagen de la patrona de la ciudad. Y el otro, la ermita de Sant Roc de Canet, antigua masía del siglo XVII reconvertida en iglesia y parada obligatoria en la Romería de La Magdalena. La duración estimada es de 40 minutos.
  • Ruta 2: Parque del Meridiano - Marjalería. Un recorrido de 15 kilómetros que discurre por el margen derecho del río Seco, el camino Donacioneta y el Parque del Meridiano, que señala el punto en la ciudad donde pasa el Meridiano de Greenwich y el Paralelo 40. El trayecto transcurre por terrenos que acogían plantaciones de arroz y acequias tradicionales. El tiempo calculado es de 1 hora.
  • Ruta 3: Semillar - Molí de la Font. Sus 13 kilómetros llevan por los caminos del Semillar, antigua zona de plantaciones de arroz, pasando por las ermitas de Sant Roc de la Donació y Lledonera, hasta el Molí de la Font de la Reina, antiguo manantial de agua dulce, y la ermita de Sant Francesc de la Font, del siglo XVIII, por el margen del río Seco. La duración es de 1 hora.
  • Ruta 4: Ermitas del Caminàs Sud. Un periplo de 16.5 kilómetros que permite conocer exteriormente las ermitas de Sant Isidre de Censal, Sant Josep de Censal y Sant Jaume de Fadrell. Esta última es la más antigua de Castellón, ya que fue una antigua alquería musulmana. Los restos arqueológicos de una villa romana son otro gran aliciente de esta senda que se recorre en 1 hora y 15 minutos.
  • Ruta 5: Río Seco y la huerta. Para iniciarse en el Mountain Bike. Es la más corta, con apenas 6 kilómetros que pueden realizarse en 35 minutos. Atraviesa la Ronda Norte y circula por los márgenes del río Seco, adentrándose por un camino de tierra utilizado aún para labores agrícolas, junto a la acequia Mayor.
  • Ruta 6: Fadrell - Salto de la Núvia. Sus 20 kilómetros de recorrido acercan a algunos de los puntos más desconocidos del sur de Castellón, descubriendo la ermita de Sant Isidre de Censal, Sant Jaume de Fadrell, el antiguo Molí y el Salto de la Núvia, para continuar por el camino de los molinos. La ruta, de 1 hora y media, regresa por la Ronda Este, circulando por el carril bici.
  • Ruta 7: Camino del Canal y l'Enramada. De dificultad media, consta de 17 kilómetros por diferentes caminos hacia el oeste. Pasa por el antiguo acuartelamiento militar de Tetuán XIV, cruza la AP-7 por una tubería de desagüe y sube por una senda de piedra hasta el camino del canal del pantano de María Cristina. La ruta prosigue por el camino de la Ralla de Borriol, su punto más alto, para continuar por l'Enramada hasta el carril bici del nuevo puente. La duración estimada es de 1 hora y 15 minutos.
  • Ruta 8: Font de la Salut - La Magdalena. Ruta de nivel alto para ciclistas de montaña. Es la más larga, con 25 kilómetros y unas 2 horas y 15 minutos de duración, y arranca con la subida al polideportivo 'Chencho' para cruzar luego el barranco de l'Algepsar pasando por la ermita de la Font de la Salut. Lo más bello de la misma es, sin duda, el paso por la ermita de La Magdalena, donde se gestó Castellón, disfrutando del Desierto de las Palmas. El tramo final transcurre por la antigua vía del tren, hasta el carril bici de la autovía Castellón-Benicàssim.
  • Ruta 9: Depósito Verde - El Collet. La más difícil, para bikers de alto nivel, físico y técnico. Sus 20 kilómetros, con un desnivel acumulado de 550 metros, transcurren entre empinadas subidas, descensos vertiginosos e incluso algún tramo a pie, pasando por el Depósito Verde y el Collet. Pero el final se suaviza por sendas sin dificultad, para relajar la musculatura y disfrutar del paisaje. El tiempo estimado es de unas 2 horas.