GENERAL/ 5 de Abril, 2017

Para ciclistas fumadores: los beneficios de dejar el tabaco, minuto a minuto

El tabaco es una de las mayores amenazas de la salud pública. Las cifras no engañan: los cigarrillos matan hasta la mitad de sus consumidores, más de mil millones repartidos por todo el mundo, dejando tras de sí 6 millones de personas muertas cada año, de las cuales más de 5 millones son consumidores del producto y más de 600.000 son personas no fumadoras expuestas al humo de tabaco ajeno. Puesto que nunca es tarde para dejar de fumar, nada mejor que un repaso, minuto a minuto, de los beneficios de abandonar este hábito tan poco saludable.

En TodoMountainBike: Para ciclistas fumadores: los beneficios de dejar el tabaco, minuto a minuto

Los efectos de dejar de fumar

  • A los 20 minutos: La presión sanguínea y el pulso se normalizan. Se incrementa el flujo sanguíneo y pies y manos recuperan su temperatura corporal óptima.
  • A las 8 horas: El nivel de monóxido de carbono en la sangre empieza a disminuir. Se experimenta una mayor vitalidad.
  • A las 48 horas: El monóxido de carbono y la nicotina desaparecen por completo del organismo. Disminuye la mucosidad en garganta y bronquios. Se produce una mejora de la respiración.
  • A los 3-4 días: Disminuyen la tos y mucosidad asociada al consumo de tabaco. Se experimenta una mayor energía. Mejora nuevamente el flujo sanguíneo.
  • A los 5-7 días: Mejoran los sentidos del gusto y el olfato. Los dientes se muestran más limpios y el aliento más fresco.
  • A las 2-3 semanas: Desaparece el síndrome de abstinencia y se reduce drásticamente la dependencia psicológica del tabaco. Disminuye el riesgo de sufrir trombosis.
  • A las 3-4 semanas: La tos y molestias nasales relacionadas con el tabaco desaparecen. Los pulmones aumentan su resistencia ante una infección. Mejora la capacidad respiratoria en esfuerzos físicos intensos.
  • A los 2-3 meses: La función pulmonar mejora hasta en un 30%. En el aspecto psicológico, se obtiene la sensación de haber superado el tabaquismo. Se reduce la fatiga y el cansancio durante y tras esfuerzos físicos.
  • Al año: El riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares se reduce a la mitad. Aumenta la resistencia a enfermedades bronquiales como la neumonía o la gripe. La función pulmonar se recupera al 100%.
  • A los 2-3 años: Los riesgos de contraer neumonía o gripe, entre otras infecciones, son los mismos que los de un no fumador. Los riesgos de contraer enfermedades cardiovasculares continúan bajando.
  • A los 5 años: Disminuye a la mitad el riesgo de padecer cáncer de garganta, esófago o vejiga. Los riesgos de padecer enfermedades cardiovasculares se equiparan a los de un no fumador.
  • A los 10 años: El riesgo de padecer cáncer de pulmón se reduce a la mitad.
Cargando más contenido...