GENERAL/

Para ciclistas guarretes: lo que tarda la naturaleza en degradar los residuos dejados por humanos

El aumento de personas que deciden salir al monte o la carretera sobre una bicicleta, sumado al creciente número de pruebas deportivas celebradas a lo largo y ancho del planeta, trae consigo un problema ambiental bastante grave que no todo el mundo tiene en cuenta: la enorme acumulación de residuos que terminan desperdigados en cualquier lugar a la espera de que la naturaleza haga su trabajo. Ciclistas sin escrúpulos que lanzan porquería en cualquier lugar, y pruebas deportivas que tras ser disputadas dejan un escenario repleto de basura pese a las labores de limpieza previstas por el organizador de la misma, ponen de relieve la necesidad de concienciar a la población en general y a los ciclistas más guarretes en particular acerca del tiempo que la naturaleza necesita para degradar los residuos lanzados en el entorno.

En TodoMountainBike: Para ciclistas guarretes: lo que tarda la naturaleza en degradar los residuos dejados por humanos

Degradación de residuos en la naturaleza

Una de los principales problemas asociados a la educación medioambiental es que para muchas personas, la naturaleza siempre ha sabido hacerse cargo de los desechos humanos en mayor o menor medida. La creencia de que un desecho lanzado en el monte termina degradándose tarde o temprano es cierta y verídica, pero el problema se agrava tanto por el cada vez mayor número de desechos presentes en entornos naturales, como por el material del que están fabricados, en muchos casos compuestos sintéticos o químicos que pueden tardar miles de años en descomponerse por sí solos.

¿Cómo concienciar a las personas de la necesidad de cuidar el medioambiente y no tirar desperdicios al mismo? Una buena forma es conociendo el tiempo que tarda la naturaleza en degradar distintos tipos de residuos, sobre todo los más propensos a ser lanzados al suelo en cualquier lugar, ya se trate de la piel de una fruta, de un simple pañuelo de papel o de una peligrosa pila agotada:

  • Piel de plátano: de 2 a 10 días.
  • Piel de naranja: de 5 a 6 meses.
  • Pañuelo de papel: de 2 a 12 meses según composición.
  • Filtro de cigarro: de 1 a 2 años.
  • Chicle: aproximadamente 5 años.
  • Envases de aluminio: aproximadamente 10 años para latas y envoltorios.
  • Envases de Tetra-Brick: aproximadamente 30 años.
  • Bolsas de plástico: de 100 a 600 años.
  • Envases de plástico: de 100 a 1.000 años para botellas, bidones y similares.
  • Pilas: aproximadamente 1.000 años.
  • Envases de vidrio: aproximadamente 4.000 años para botellas, botes y similares.