COMPETICIÓN/ 10 de Noviembre, 2017

Phil Gaimon, sobre Fabian Cancellara: "Ese cabrón probablemente llevaba un motor oculto"

El dopaje planea sobre el mundo del ciclismo como los buitres sobre un animal muerto. Y no solo sobre los ciclistas actualmente en activo, también sobre grandes figuras míticas ya retiradas como Fabian Cancellara. En un libro publicado recientemente por el exciclista estadounidense Phil Gaimon, el propio Gaimon acusa directamente a Cancellara de haber usado un motor oculto en las clásicas Tour de Flandes y París-Roubaix de 2010, donde el suizo se impuso con rotundidad protagonizando unas escapadas cuanto menos sospechosas.

En TodoMountainBike: Phil Gaimon, sobre Fabian Cancellara: "Ese cabrón probablemente llevaba un motor oculto"

Debido a la gravedad de las acusaciones de Gaimon sobre Cancellara, incluso el recién electo presidente de la UCI, David Lappartient, se ha pronunciado al respecto anunciando el inicio de una investigación por dopaje tecnológico con la finalidad de arrojar un poco de luz sobre el asunto: "Si fueran ciertas las acusaciones contra Cancellara, sería un desastre para la imagen del ciclismo y por eso tenemos que luchar. Quiero que la gente y los aficionados puedan confiar en los resultados, en la UCI y en los controles de nuestras instituciones", declaró Lappartient al medio CyclingNews.

Phil Gaimon acusa a Cancellara en su libro Draft Animals: Living the Pro Cycling Dream (Once in a While) de utilizar un motor oculto en la bicicleta cuando ganó las clásicas Tour de Flandes y París-Roubaix en el año 2010, algo que el ciclista suizo ha negado desde un principio aunque la sombra de la sospecha siempre ha estado presente. En palabras del propio Gaimon: "Cuando se ven las imágenes, su aceleración no parece natural en absoluto, como si le costara seguir el ritmo de los pedales. Ese cabrón probablemente llevaba un motor oculto". En el siguiente vídeo, se puede apreciar la sospechosa escapada de Cancellara sobre Tom Boonen en el Tour de Flandes 2010 a partir del minuto 2:36.

Cancellara no es el primero que se va a enfrentar a una investigación por dopaje tecnológico por parte de la UCI. En 2016, la joven corredora belga de ciclocross Femke Van den Driessche fue suspendida durante seis años y sancionada con una multa de 20.000 francos suizos al descubrirse un motor oculto en una de las bicicletas que utilizó en los campeonatos del mundo. Más recientemente, en 2017, dos corredores aficionados han sido cazados utilizando motores en sus bicicletas, y es de esperar que aparezcan muchos más casos a medida que la UCI extienda sus controles de detección sobre un mayor número de pruebas y bicicletas.

Cargando más contenido...