GENERAL/

¿Problemas para mejorar la capacidad pulmonar? Un estudio revela que hay que hacer más sesiones de entrenamiento a la semana

La capacidad pulmonar es una de las cosas que mejora de forma drástica cuando se comienza a realizar ejercicio físico de forma regular, sobre todo si se trata de deportes de resistencia como el ciclismo. Obviamente, no todas las personas que entrenan obtienen mejoras significativas en su capacidad cardiorrespiratoria, concretamente un 20% de la población, algo que la ciencia ha bautizado como non-responders debido a que estos sujetos no presentan cambios ni mejoras en la capacidad pulmonar tras haber realizado un programa de entrenamiento de resistencia.

En TodoMountainBike: ¿Problemas para mejorar la capacidad pulmonar? Un estudio revela que hay que hacer más sesiones de entrenamiento a la semana
Para mejorar la capacidad pulmonar, nada mejor que entrenar más.

¿Quiere esto decir que hay personas cuya capacidad pulmonar está limitada y no puede mejorar con el ejercicio físico? No, puesto que uno de los últimos estudios publicados en PubMed (US National Library of Medicine) acerca de los non-responders desmiente dicha teoría y concluye que estas personas lo único que necesitan es introducir más sesiones de entrenamiento semanales para mejorar su capacidad cardiorrespiratoria, según los datos arrojados por un estudio realizado a 78 personas sanas con una media de edad de 26 años.

En la investigación, los participantes se dividieron en cinco grupos diferentes, cada uno de ellos con diferentes pautas de entrenamiento semanales. El primer grupo realizó una sesión de 60 minutos a la semana, el segundo dos sesiones, el tercero tres sesiones, el cuarto cuatro sesiones y el quinto cinco sesiones, con un total de 300 minutos de ejercicio semanal para el último grupo. Todo los grupos se sometieron a control durante seis semanas para, finalmente, medir cuántos de los participantes fueron non-responders.

El estudio demostró que mientras que en el primer grupo se encontró un 69% de participantes non-responders, en el segundo grupo la cifra bajó al 40% y en el tercer grupo se redujo hasta el 29%. Ni el cuarto ni el quinto grupo de participantes, los que habían realizado más sesiones semanales, presentó individuos sin mejoras cardiorrespiratorias, deduciendo así que no existen personas sanas que tengan limitada su capacidad pulmonar, sino que lo que necesitan es una mayor cantidad de sesiones de ejercicio para obtener resultados satisfactorios.