GENERAL/

Sea Otter Europe cierra su segunda edición con 50.000 visitantes y más de 5.000 ciclistas participando en las pruebas del evento

La ciudad catalana de Girona y la Costa Brava se han convertido, durante los tres días de duración del festival Sea Otter Europe 2018, en el escaparate mundial del ciclismo. La segunda edición europea de la feria ciclista más importante del planeta ha cerrado puertas con un balance muy positivo, superando con creces las mejores previsiones con cerca de 50.000 visitantes (un 50% más que el año anterior) y nada menos que 5.230 ciclistas tomando parte en algunas de las muchas pruebas organizadas en el marco del festival.

En TodoMountainBike: Sea Otter Europe cierra su segunda edición con 50.000 visitantes y más de 5.000 ciclistas participando en las pruebas del evento
Gran afluencia de visitantes en la segunda edición del Sea Otter Europe.

La presencia de ciclistas de máximo nivel como Sam Gaze o Pauline Ferrand-Prévot, así como el considerable aumento de marcas en la zona expositora, han sido los principales motivos que han llevado al Sea Otter Europe 2018 a mejorar sus cifras. Pruebas competitivas como la Super Cup Massi, la Marathon Cup o la Cicloturista Internacional, además de cerca de 400 marcas mostrando sus mejores productos, servicios y novedades, por no mencionar una interesante zona Demo donde los visitantes han tenido la oportunidad de ver, tocar y probar las mejores bicicletas del mercado, han sido la clave de este éxito.

En TodoMountainBike: Sea Otter Europe cierra su segunda edición con 50.000 visitantes y más de 5.000 ciclistas participando en las pruebas del evento
La salida de la Cicloturista Internacional, la única prueba del prestigioso circuito Gran Fondo World Tour disputada en España.

¿Repetirá la ciudad de Girona como sede de la tercera edición del festival? Vale la pena recordar que Sea Otter Europe es la edición europea del festival Sea Otter Classic, celebrado en Estados Unidos desde hace casi tres décadas. Como edición europea, es probable que tarde o temprano la sede se desplace hacia cualquier otro país de la UE, entre ellos territorios con una larga tradición ciclista como Francia o Italia. Lo que sí es cierto es que, a modo de inauguración, la ciudad de Girona a cumplido con creces su cometido ofreciendo un entorno ideal para los aficionados al ciclismo en cualquiera de sus modalidades.