EQUIPAMIENTO/ 19 de Enero, 2018

Snowfeet, unos mini esquís para bajarse de la bici y seguir entrenando sobre la nieve

El invierno es tiempo de esquís, de tablas de snowboard y de aparcar la bicicleta en todos aquellos sitios donde la nieve impide seguir rodando sobre las dos ruedas. De hecho, muchos son los aficionados y atletas profesionales que aprovechan la estación más blanca del año para cambiar los pedales por otras actividades sobre la nieve, aunque para ello y como es norma, también resulta necesario invertir o alquilar el equipo necesario (véase botas, esquís, tablas, etc). ¿Una alternativa más económica, práctica y muy divertida? Los nuevos Snowfeet, unos miniesquís diseñados a modo de cubrebotas.

En TodoMountainBike: Snowfeet, unos mini esquís para bajarse de la bici y seguir entrenando sobre la nieve

Los Snowfeet son, básicamente, unas plataformas deslizantes diseñadas para ser acopladas bajo cualquier calzado sin necesidad de botas especiales. Las plataformas (o mini esquís) están fabricadas en un material plástico de alta resistencia y cuentan en su parte trasera con una aleta para facilitar la acción de frenado. En la parte superior, dos robustos mecanismos de cierre son los encargados de mantener un perfecto ajuste sobre cualquier tipo de zapatilla o bota.

Las ventajas de los Snowfeet con respecto a unos esquís tradicionales son evidentes: un tamaño compacto, un peso mínimo y un precio algo más económico que el obligado conjunto de esquís más botas. En la otra cara de la moneda, no son recomendables para lanzarse por pistas difíciles o con mucha pendiente debido a su menor superficie de apoyo y, por tanto, a un menor control por parte del usuario. Pese a estas limitaciones de uso, los Snowfeet son una divertida alternativa a los esquís tradicionales, sobre todo para aquellos usuarios que solo quieren pasar una divertida jornada sobre la nieve de tanto en tanto, ya sea para entrenar de forma diferente a lo habitual o por mera diversión.

En TodoMountainBike: Snowfeet, unos mini esquís para bajarse de la bici y seguir entrenando sobre la nieve

Los mini esquís pueden llevarse perfectamente en una mochila y colocarse en cuestión de segundos, algo muy interesante para todos esos ciclistas invernales que ven como muchas veces el exceso de nieve se convierte en el final del entrenamiento o incluso les impide salir a rodar por motivos más que obvios. Disponibles en talla única, el precio de los Snowfeet se queda en 199€ por juego, a la venta en el sitio web del fabricante.

Más información | Snowfeet