GENERAL/ 27 de Septiembre, 2017

Treinta minutos de ejercicio cinco días a la semana: el método más sencillo para vivir más en cualquier estatus social

A través de numerosos estudios científicos, se ha demostrado que la actividad física tiene un efecto protector contra las enfermedades cardiovasculares (ECV) en los países desarrollados, donde la actividad física suele ser principalmente recreativa y el sedentarismo una 'forma' de vida. Sin embargo, en países subdesarrollados, donde la actividad física no es recreativa, estaba por demostrar si el ejercicio físico causaba los mismos efectos beneficiosos. Un reciente estudio publicado en la revista The Lancet lo confirma: treinta minutos de ejercicio físico cinco días a la semana es el método más sencillo para vivir más en cualquier estatus social.

En TodoMountainBike: Treinta minutos de ejercicio cinco días a la semana: el método más sencillo para vivir más en cualquier estatus social

Ejercicio físico para vivir más

La investigación, dirigida por el doctor Scott A. Lear de la McMaster University de Ontario, en Canadá, se ha basado en los datos de 130.843 participantes de 17 países (Canadá, Suecia, Emiratos Árabes Unidos, Argentina, Brasil, Chile, Polonia, Turquía, Malasia, Sudáfrica, China, Colombia, Irán, Bangladesh, India, Pakistán y Zimbabwe), teniendo en cuenta también las zonas urbanas y rurales dentro y alrededor de determinadas ciudades y pueblos para reflejar en mejor medida la diversidad geográfica.

La actividad física de todas estas personas, de entre 35 y 70 años de edad, fue evaluada utilizando el Cuestionario Internacional de Actividad Física (IPQA), con un promedio de entre 6 y 9 años de seguimiento en el que se fueron registrando los índices de mortalidad y de mortalidad por ECV (infarto de miocardio incidente, accidente cerebrovascular o insuficiencia cardíaca) teniendo en cuenta los factores sociodemográficos y otros factores de riesgo por hogares, comunidades y países.

El resultado de tan extensa investigación concluye que la actividad física se asocia con un menor riesgo de ECV y mortalidad en países de ingresos altos, medios y bajos. En concreto, 150 minutos de actividad a la semana reducen el riesgo de muerte prematura en un 28% y las tasas de enfermedad cardíaca en un 20%. En el caso de un nivel de actividad física mayor, los resultados son todavía mejores: 750 minutos caminando a paso rápido cada semana reducen el riesgo de muerte prematura en un 36%.

Lo más llamativo del estudio dirigido por el doctor Scott A. Lear es que, en lo que respecta a definición de 'ejercicio físico', no solo se tienen en cuenta actividades como correr, ir en bicicleta o andar enérgicamente, sino también las tareas domésticas como barrer o fregar el suelo, o simplemente caminar hasta el trabajo. El resultado final es completamente abrumador: si la población mundial cumpliera con esas directrices, se evitarían el 8% de muertes prematuras o asociadas a las ECV.

Más información | The Lancet

Cargando más contenido...