COMPETICIÓN/

La UCI confirma que no hubo bicicletas con motor oculto en el Tour de Francia 2018

La Unión Ciclista Internacional (UCI) ha confirmado a través de un comunicado oficial que, tras las rigurosas pruebas realizadas durante el transcurso del Tour de Francia 2018, no encontró ningún indicio de fraude tecnológico en las bicicletas de los participantes. Las pruebas se realizaron utilizando diferentes tecnologías (escaneado magnético, rayos X e imágenes térmicas) antes, durante y después de las etapas, a lo largo de las tres semanas de competición, con resultado negativo para todas ellas.

En TodoMountainBike: La UCI confirma que no hubo bicicletas con motor oculto en el Tour de Francia 2018
El pelotón profesional durante la etapa 20 del Tour de Francia 2018.

¿Cómo controló la UCI las bicicletas de los corredores del Tour de Francia 2018? Realizando controles con tecnología de escaneo magnético al inicio de cada etapa, con un total de 2.852 pruebas negativas, además de 164 pruebas de rayos X al final de las etapas (entre 5 y 10 bicicletas por etapa) y numerosas pruebas con cámaras de imágenes térmicas durante el trascurso de las etapas. El máximo organismo ciclista también puso a prueba en la vuelta gala un nuevo tracker, en colaboración con varios equipos, para la detección de señales magnéticas. El objetivo es desarrollar un dispositivo que pueda colocarse en todas las bicicletas del pelotón y sea capaz de detectar motores ocultos en cualquier punto de la carrera.

En TodoMountainBike: La UCI confirma que no hubo bicicletas con motor oculto en el Tour de Francia 2018
Un comisario de la UCI escaneando una bicicleta en busca de fraude tecnológico.

Según explica el presidente de la UCI, David Lappartient: "Me gustaría felicitar a mis colegas de la UCI y a los Comisarios de la UCI por su esfuerzo e implicación durante las últimas tres semanas, durante las cuales se ha examinado un enorme número de bicicletas. Como se anunció a principios de año, hemos utilizado una amplia gama de tecnologías probadas. También hemos trabajado en el desarrollo de nuevas tecnologías, y me gustaría expresar mi agradecimiento a CEA Tech por su experiencia y compromiso junto a nosotros, pero también a los equipos por su valiosa colaboración. El objetivo es eliminar las sospechas y demostrar al público y a todas las partes interesadas en el ciclismo, incluidos los inversores, que nuestro deporte es creíble. Seguiremos trabajando en este sentido, para garantizar la reputación positiva del ciclismo".