Temperatura Corporal

Ciclismo en verano: los peligros del calor y los efectos de alcanzar temperaturas corporales anormalmente altas

Ciclismo en verano: los peligros del calor y los efectos de alcanzar temperaturas corporales anormalmente altas

Aunque los meses de primavera y verano son los preferidos para la mayoría de aficionados al ciclismo, paradójicamente se trata de la época del año en la que hay que tomar más precauciones a la hora de salir a rodar, sobre todo durante los meses estivales. El calor es uno de los peores enemigos de los deportistas puesto que, cuando la temperatura externa sube demasiado, el organismo tiene que disipar el calor producido por el esfuerzo físico además de contrarrestar la temperatura ambiental: un trabajo extra en el cuerpo que hay que tener controlado en todo momento para evitar cualquier posible problema... [Leer más]

Pies, manos y cabeza, las tres zonas que hay que proteger especialmente al practicar ciclismo en invierno

Pies, manos y cabeza, las tres zonas que hay que proteger especialmente al practicar ciclismo en invierno

Dice la creencia popular que es en la cabeza donde se pierde gran parte del calor corporal (hasta un 45%) cuando el ser humano se expone a un ambiente frío y, aunque se trata de una teoría falsa demostrada científicamente, lo cierto es que tampoco está muy desencaminada. El cuerpo pierde su temperatura corporal por culpa de cualquier zona expuesta a la intemperie, aunque son las extremidades (brazos y piernas) las primeras en acusar esta pérdida de temperatura y la cabeza, normalmente poco abrigada, una de las principales culpables de producir el descenso térmico corporal... [Leer más]

Para vestirse con fundamento sobre la bicicleta: la termorregulación y los efectos de diferentes temperaturas corporales

Para vestirse con fundamento sobre la bicicleta: la termorregulación y los efectos de diferentes temperaturas corporales

La termorregulación, también conocida como regulación corporal de la temperatura, es la capacidad que tiene un organismo biológico para modificar su temperatura dentro de ciertos límites, independientemente de la temperatura externa. Se trata de un importante proceso en el ser humano, necesario para equilibrar la ganancia (termogénesis) y pérdida (termólisis) de calor, cuya finalidad no es otra que mantener una temperatura corporal estable... [Leer más]

¿No encuentras lo que buscas? Puedes probar con nuestro buscador en este enlace.