Así de fácil nos podemos romper un brazo en la caída más "tonta"

Uno de los mayores peligros de rodar sobre una bicicleta es (con permiso de los conductores imprudentes) el hecho de poder hacernos mucho daño ante una caída aparentemente inofensiva. Un mal gesto, un brazo apoyado en mal lugar o un pie no desenganchado a tiempo puede terminar convirtiendo una caída 'tonta' en un accidente de consecuencias mucho más graves, tal y como nos demuestra el ciclista Remco Grasman en su desafortunada salida del Campeonato Nacional Contrarreloj disputado recientemente en la localidad holandesa de Emmen. Nota: Las imágenes pueden herir la sensibilidad de algunas personas...

Este sitio web utiliza cookies analíticas, persistentes y de terceros con la finalidad de prestar una mejor experiencia de uso a los visitantes del sitio y de ofrecer anuncios personalizados. Si continúas navegando consideraremos que estás aceptando su uso. No obstante, puedes cambiar la configuración de las cookies u obtener más información en nuestra Política de Cookies. Acepto | Quiero saber más