EQUIPAMIENTO/

Adiós al dron Karma, reducción de plantilla, productos más económicos y posible venta de GoPro

Tras un 2016 nefasto y un 2017 con menos beneficios de los esperados, el fundador de GoPro, Nick Woodman, anuncia un completo paquete de medidas a aplicar a partir de 2018 para volver a recuperar la rentabilidad de su empresa. Entre las medidas anunciadas, GoPro abandona el mercado de los drones poniendo punto y final a la fabricación del dron Karma; recorta su plantilla de trabajadores en aproximadamente un 20%; apuesta por una reducción de precios tanto para las cámaras presentes en su catálogo como para los nuevos productos que están por llegar; y podría plantearse la venta de la empresa a una compañía más grande.

En TodoMountainBike: Adiós al dron Karma, reducción de plantilla, productos más económicos y posible venta de GoPro

Sobre el cese de la división de drones de la firma, GoPro ha explicado que se trata de un segmento de mercado extremadamente competitivo en el que es muy difícil obtener ganancias, agravado además por las hostiles regulaciones aéreas que están por llegar tanto en Estados Unidos como en el continente europeo: "Estos factores hacen que el mercado aéreo sea insostenible, y GoPro saldrá de él después de vender el inventario restante de Karma. No obstante, GoPro continuará brindando servicio y asistencia a los clientes de Karma".

Una de las principales causas de los malos resultados económicos de la firma durante 2016 y parte de 2017 ha sido la errónea decisión de diversificar 'a lo loco' la estructura de la empresa en diferentes segmentos de mercado (cámaras, drones, software, producción de vídeos, etc) con el coste que ello supone en inversión y número de empleados, por no mencionar la agresiva competencia procedente del mercado asiático. Para 2018, GoPro volverá a centrar sus esfuerzos en la división de cámaras y software de vídeo, recortando su plantilla actual de 1.254 trabajadores a menos de 1.000 con la intención de reducir los gastos al mínimo posible.

En TodoMountainBike: Adiós al dron Karma, reducción de plantilla, productos más económicos y posible venta de GoPro

También con intención de hacer crecer el número de ventas de la compañía, GoPro replantea su estrategia de negocio con una reducción de precios para sus productos, comenzando con la HERO 6 Black que, desde ya, pasa a costar $399 en lugar de los $499 que tenía hasta la fecha. La firma tiene previsto lanzar al mercado una nueva cámara mucho más económica y con nuevo factor de forma, otra de las apuestas de una empresa que, según informa el propio Nick Woodman, también estaría dispuesta a ser adquirida por una compañía más grande para hacerla crecer.