GENERAL/

Arranca el dispositivo especial de Navidad de la DGT para prevenir accidentes en las carreteras españolas

La DGT (Dirección General de Tráfico) pone en marcha un dispositivo especial para velar por la seguridad y fluidez de los 17 millones de desplazamientos previstos durante la Navidad de 2017. La campaña se pone en marcha en las carreteras españolas a partir de las 15 horas del viernes 22 de diciembre y estará vigente hasta las 24:00 horas del domingo 7 de enero, desarrollándose en tres fases que coincidirán con las tres festividades más importantes del período navideño: Navidad, Fin de Año y Reyes.

En TodoMountainBike: Arranca el dispositivo especial de Navidad de la DGT para prevenir accidentes en las carreteras españolas

El dispositivo de la DGT tiene como objetivo facilitar la movilidad y fluidez del tráfico, así como velar por la seguridad vial en las carreteras, accesos a zonas turísticas y de montaña y accesos a grandes núcleos urbanos, donde se prevén desplazamientos masivos de vehículos, manteniendo las debidas condiciones de seguridad vial y circulación para toda clase de vehículos en las mencionadas vías y en las carreteras con tramos o zonas afectadas por condiciones meteorológicas adversas (niebla, hielo, nieve, lluvia o viento). Una enorme dotación de agentes de la Guardia Civil, helicópteros y cámaras de televisión instaladas en las carreteras serán los encargados de garantizar la seguridad en las carreteras españolas.

De forma paralela al dispositivo especial de Navidad, la DGT también incrementará durante el periodo navideño los controles de alcohol y drogas entre los conductores como una de las medidas para reducir la siniestralidad vial en una época en la que los desplazamientos en carreteras aumentan del mismo modo que las celebraciones familiares y de amigos, dando lugar a una fatal combinación. Nada menos que 196 furgonetas transformadas y habilitadas para la realización de dichas pruebas y para atestados, así como cientos de detectores móviles de alcohol y drogas de última generación destinados a las patrullas motorizadas de la Guardia Civil, servirán para realizar controles preventivos en todas aquellas provincias con mayor número de accidentes en los que el consumo de alcohol y otras drogas ha sido un factor concurrente.

Cabe recordar que 2017 ha sido un año especialmente trágico para los usuarios de la bicicleta. Salvo cambios de última hora, las estadísticas anuales se cerrarán con más de 35 ciclistas muertos (sin contar los fallecidos en núcleos urbanos) en las carreteras españolas, todos ellos atropellados por conductores que, en muchos casos, iban borrachos, drogados, se dieron a la fuga, o una combinación de los tres factores. El peor y más vergonzoso suceso del año tuvo lugar en Oliva (Valencia), a las 8:30 de la mañana del domingo 7 de mayo, cuando una conductora de 28 años, borracha y drogada, invadió el carril contrario y arrolló a un grupo de seis ciclistas que circulaba por el mismo, causando la muerte de tres de ellos y dejando a tres más con heridas de diversa gravedad.