GENERAL/

¿Cómo escalar mejor con la bicicleta? Siguiendo tres simples consejos

Los ascensos son una parte fundamental del ciclismo en cualquiera de sus modalidades de pedaleo. Ya sea para disfrutar después de un divertido descenso a toda velocidad, para entrenar las piernas de un modo más efectivo, o simplemente para disfrutar de las vistas de la cima, escalar es algo que todo ciclista debe saber afrontar de forma eficiente. ¿Cómo se puede mejorar en las subidas? De tres maneras distintas que, combinadas, potencian el rendimiento cuesta arriba en un corto espacio de tiempo.

En TodoMountainBike: ¿Cómo escalar mejor con la bicicleta? Siguiendo tres simples consejos
Tres claves para mejorar en los ascensos: subir más, mover más desarrollo y reducir el peso.

¿Cómo mejorar cuesta arriba?

Lo primero que un ciclista tiene que tener en cuenta es que para mejorar el rendimiento en los ascensos, hay que escalar más. Esto se puede conseguir fijando un objetivo semanal o mensual en el que se logre alcanzar un mayor desnivel positivo acumulado a lo habitual en ese período de tiempo. Es decir, si un ciclista suele acumular 2.000 metros de desnivel positivo en una semana, la mejor manera de mejorar en los ascensos es elevar el objetivo a unos 2.500 metros de desnivel positivo, ya sea entrenando un día más o repitiendo ascensos presentes en las rutas realizadas.

Para mejorar en las subidas no siempre es necesario estar escalando. Rodar en llano con un desarrollo más duro de lo habitual también es válido para potenciar la resistencia muscular de las piernas. Se trata de salir de la zona de confort para forzar un aumento del rendimiento, algo que puede realizarse en cualquier ruta y además puede ser aplicado durante un tiempo indeterminado hasta lograr rodar en llano con la misma cadencia de siempre, pero con un par de piñones más de por medio.

El tercer y último consejo tiene mucho que ver con el peso, y no solo el de la bicicleta. Desgraciadamente, para potenciar el rendimiento en los ascensos es necesario deshacerse de los kilos que sobran. A la hora de escalar sobre una bicicleta, el esfuerzo realizado es proporcional al peso que debe desplazar el ciclista cuesta arriba: a menos peso, menos esfuerzo. Un ciclista con sobrepeso no puede exprimir al 100% el rendimiento ofrecido por una bicicleta ultraligera, del mismo modo que un ciclista en su peso ideal tampoco puede lograr el máximo rendimiento si hace uso de una bicicleta muy pesada. Del peso de ambos factores, depende la mejora en las subidas.