MECÁNICA/

¿Cuál es la longitud correcta de la cadena de transmisión? Cuatro métodos para calcularla

La longitud de la cadena influye directamente en el funcionamiento de la transmisión de la bicicleta así como en el desgaste de los componentes que la forman, tanto para bien como para mal. A la hora de cambiar la cadena de transmisión, lo más importante es calcular con exactitud la longitud óptima según el desarrollo utilizado para disfrutar de unos cambios fiables y precisos además de prevenir un desgaste prematuro de los componentes. ¿Cómo calcular la medida ideal de cadena? Existen diferentes métodos, todos ellos perfectamente válidos y fiables.

En TodoMountainBike: ¿Cuál es la longitud correcta de la cadena de transmisión? Cuatro métodos para calcularla
Calcular la longitud óptima de la cadena de transmisión según el desarrollo utilizado es esencial para disfrutar de unos cambios fiables y precisos y prevenir un desgaste prematuro de los componentes.

Método 1: la cadena antigua

El método más sencillo y rápido a la hora de calcular la longitud correcta de una cadena nueva es compararla con la cadena a reemplazar, siempre y cuando la longitud antigua fuese correcta. Para ello, basta con extender las dos cadenas sobre una superficie plana y, bien alineadas por uno de los extremos, marcar el eslabón de la cadena nueva correspondiente al final de la cadena antigua. Es habitual encontrar una ligera diferencia de longitud entre ambas, debido al alargamiento producido por el desgaste de los eslabones en la cadena antigua. Ante la duda, la mejor opción es contar los eslabones de la vieja y ajustar la cadena nueva a la cifra obtenida.

Método 2: el plato grande/piñón grande

Este segundo método también es muy sencillo y rápido para calcular la longitud óptima de una cadena de transmisión. Se trata de situar la cadena sobre el plato grande (en caso de que haya más de uno) y el piñón grande del sistema de transmisión y, sin pasar la cadena por el cambio trasero, tensar la misma hasta unir ambas partes. En el punto donde se tocan los eslabones, se deben sumar (nunca restar) uno o dos eslabones más para asegurar que los dos extremos coincidirán (eslabón interior con eslabón exterior) una vez cerrada la cadena.

Método 3: la caja de cambio

Este tercer método es muy utilizado por la gran mayoría de ciclistas y talleres y se basa en la posición de la caja del cambio trasero. Consiste en montar la cadena sobre el plato grande (en caso de que haya más de uno) y el piñón pequeño de la transmisión, pasando la misma por las roldanas del cambio. Después, se tensa manualmente la cadena hasta situar la caja del cambio trasero perpendicular al suelo (en vertical) y se marcan los eslabones donde ambos extremos de la cadena se unen, siempre asegurándose de coincidan un eslabón interior con un eslabón exterior para poder unir la cadena posteriormente.

Método 4: la fórmula matemática

Como no podía ser de otra forma y de especial interés para los ciclistas más puristas, el cuarto método para calcular la longitud óptima de una cadena de transmisión está basado en una fórmula matemática. La ecuación en cuestión no es otra que LONGITUD = ((2 (C) x 0.39) + (D/4 + T/4 + 1)) x 2.54, donde C es la longitud en centímetros entre el eje del piñón trasero y el eje del plato delantero, D es el número de dientes del plato más grande y T es el número de dientes del piñón más grande. En un caso real, asumiendo que hay una distancia entre plato y piñón de 41.5 centímetros, un piñón grande de 42 dientes y un plato único de 32 dientes, se calcula de la siguiente manera: LONGITUD = ((2 (41.5) x 0.39) + (32/4 + 42/4 +1)) x 2.54. Resolviendo la fórmula: (83 x 0.39) + (8 + 10.5 + 1) x 2.54 = (32.37 + 19.5) x 2.54 = 131.74 centímetros de longitud de cadena.