GENERAL/ 16 de Junio, 2017

La solución de Oslo para reducir el tráfico de coches: eliminar los aparcamientos en las calles

Las alertas por alta contaminación son cada vez más frecuentes en los grandes núcleos urbanos, motivo que ha llevado a los ayuntamientos de ciudades de medio planeta a implementar medidas como prohibiciones permanentes o provisionales de circulación de vehículos, discriminación de vehículos (mediante prohibiciones e impuestos) según sus emisiones o matrículas, promoción del empleo de transporte urbano, inversión en carriles bici y un largo etcétera más. Oslo, la capital y ciudad más poblada de Noruega, ha apostado por la medida más sencilla y rápida de todas: eliminar los aparcamientos en las calles del centro urbano.

En TodoMountainBike: La solución de Oslo para reducir el tráfico de coches: eliminar los aparcamientos en las calles

¿Por qué esta drástica decisión de eliminar los aparcamientos? Por razones muy lógicas. En las grandes urbes, sobre todo en barrios periféricos o cascos antiguos, donde las calles no son travesías importantes para la circulación sino más bien zonas de paso hacia otros destinos o simplemente lugares de aparcamiento para los residentes de la zona, el alto volumen de vehículos circulando a todas horas es una constante. En el caso de Oslo, gran parte de los coches que circulaban por el centro de la ciudad lo hacían con un único motivo: encontrar aparcamiento. ¿Cual era la solución más sencilla para minimizar este problema? Eliminar directamente los aparcamientos.

En TodoMountainBike: La solución de Oslo para reducir el tráfico de coches: eliminar los aparcamientos en las calles

La decisión tomada por el ayuntamiento de Oslo viene a raíz de dos años atrás cuando, en 2015, propuso prohibir completamente el tráfico en el casco antiguo de la ciudad, repleto de comercios, apartamentos y lugares de ocio. El rechazo de habitantes y comerciantes de Oslo afectados por dicha medida echó para atrás el plan inicial, hasta que la más sencilla de las ideas ha fulminado de un plumazo el problema. El tráfico se sigue permitiendo, pero no los aparcamientos en las calles, que han dado paso a carriles bici y aceras más anchas en los lugares donde antes se estacionaban coches.

En TodoMountainBike: La solución de Oslo para reducir el tráfico de coches: eliminar los aparcamientos en las calles

¿Es demasiado radical eliminar los aparcamientos de un núcleo urbano? Quizá sí, pero puede compensarse como ha sucedido en Oslo con la construcción de nuevas vías para bicicletas y la ampliación de las aceras para incrementar el tránsito peatonal. El crecimiento poblacional y todo lo que ello conlleva es el principal problema a afrontar para las grandes ciudades en años venideros, asfixiadas actualmente por la contaminación derivada de una alta densidad de tráfico. Y entre las medidas a tomar, mejor prevenir que prohibir: ¿si no hay aparcamiento en el lugar donde voy a ir en coche, para qué voy a cogerlo teniendo otros medios para desplazarme?

Cargando más contenido...