GENERAL/

Lo que hay que saber sobre la hipoglucemia, más conocida en el ciclismo como pájara

La hipoglucemia, más conocida en el ámbito de los pedales como pájara, es algo que la mayoría de ciclistas ha experimentado en sus carnes alguna vez. ¿De qué se trata? De una disminución de la concentración de glucosa en sangre, inferior a 50-60 mg/100 ml, que da lugar a un cuadro clínico repleto de síntomas entre los que destacan sudor, temblores, mareos, visión borrosa, confusión y agotamiento físico. Aunque no se trata de un enfermedad grave en sí misma, vale la pena mencionar que una persona en estado de hipoglucemia puede terminar sufriendo convulsiones, pérdida de conciencia, coma, daño cerebral y muerte si no ingiere hidratos de carbono con urgencia.

En TodoMountainBike: Lo que hay que saber sobre la hipoglucemia, más conocida en el ciclismo como pájara

La hipoglucemia o pájara ciclista

La hipoglucemia puede aparecer por diversas causas, siendo muy frecuente sobre todo en pacientes con diabetes tratados con insulina o en personas con cáncer de páncreas, con insuficiencia renal, hepática o cardíaca, o con deficiencias hormonales. En el caso de personas sanas, suele ser consecuencia de un ayuno muy prolongado, de la práctica de ejercicio intenso acompañado de poca ingesta de hidratos de carbono, o de una combinación de ambas. El consumo de alcohol también es un factor desencadenante de la hipoglucemia, más cuando después de beber se realiza esfuerzo físico sin haber ingerido hidratos.

En el caso de los ciclistas, ¿cuándo es más probable sufrir una pájara? Aunque para un ciclista sano y en buen estado de forma no suele ser habitual, hay ciertos momentos puntuales en los que cualquier deportista puede tener un episodio de hipoglucemia. En ciclistas experimentados, suele ser a causa de intentar realizar el mismo esfuerzo físico después de un período sin entrenar, mientras que en ciclistas principiantes la causa más común es la combinación de un sobreesfuerzo físico y la falta de ingesta de glucosa, dos hechos bastante habituales cuando se sale en grupeta con otros compañeros mejor preparados y más entrenados.

¿Cómo se previene la hipoglucemia o pájara? Evitando practicar ejercicio físico en ayunas o después de haber consumido una cantidad importante de alcohol, y haciendo uso de suplementos deportivos que contengan azúcares, tales como bebidas energéticas, geles o barritas, para evitar una disminución de la concentración de glucosa en sangre durante la realización del ejercicio. Un síntoma muy común de la hipoglucemia es la aparición de un dolor leve en el centro del pecho durante el ejercicio: un aviso que indica que los niveles de glucosa en sangre son bajos y deben ser repuestos mediante la ingesta de hidratos.