Nociones básicas sobre la transmisión de una bicicleta y su desarrollo
Mecánica

Nociones básicas sobre la transmisión de una bicicleta y su desarrollo

27
ene 2017

Para cualquier persona recién entrada en el maravilloso mundo del ciclismo puede resultar abrumador absorber la ingente cantidad de información necesaria para entender el funcionamiento de las distintas partes que dan forma a una bicicleta. Una de estas partes es la transmisión, también conocida como 'los cambios', 'las marchas' o 'las velocidades', encargada de proporcionar al ciclista el desarrollo óptimo para pedalear con eficacia sobre distintos desniveles de terreno.

En TodoMountainBike: Nociones básicas sobre la transmisión de una bicicleta y su desarrollo

La transmisión de una bicicleta

Todas las bicicletas con un sistema mecánico de transmisión de más de una velocidad cuentan con un pedalier (de uno, dos o tres platos) accionado por un desviador delantero (en caso de tener dos o más platos) y un cassette trasero de 7, 8, 9, 10, 11 e incluso 12 piñones accionado por un cambio trasero compatible con el número de velocidades (o piñones) del mismo. Los platos y piñones se mueven de forma sincrónica gracias a la cadena de transmisión, accionada a su vez por los pedales bajo las piernas del ciclista.

Tanto los platos como los piñones de una bicicleta de montaña (y carretera) están compuestos por una o varias coronas circulares de dientes, clasificadas según el número de los mismos. Así, un pedalier con platos 26/36 tiene un plato grande de 36 dientes y un plato pequeño de 26, mientras que una configuración monoplato 32T tiene un único plato de 32 dientes. Estos platos son los montajes más típicos que podemos encontrar en los últimos modelos de bicicletas de montaña de 29 pulgadas destinadas al Rally/Maratón de la mayoría de fabricantes.

La nomenclatura utilizada para el cassette de piñones refleja solamente el número de dientes del piñón más pequeño y del más grande. Un cassette también típico en bicicletas de montaña de última generación es un 10-50T (SRAM) u 11-46T (Shimano). En el caso de SRAM, el nuevo cassette de 12 velocidades está compuesto por un piñón de 10 dientes, uno de 12, de 14, de 16, de 18, de 21, de 24, de 28, de 32, de 36, de 42 y finalmente el gigantesco piñón de 50 dientes. En el caso de Shimano, el cassette de 11 velocidades está compuesto por un piñón de 11 dientes, uno de 13, de 15, de 17, de 19, de 21, de 24, de 28, de 32, de 37 y finalmente el piñón de 46 dientes.

¿Para qué sirven todas estas combinaciones de plato/piñón? Cuando nunca se ha usado una bicicleta con varias velocidades puede parecer algo difícil de entender, pero una vez comprendido el concepto de desarrollo de la transmisión su aplastante lógica se sobrepone a cualquier duda y se acaba automatizando el uso de todas las velocidades presentes en la bicicleta sin pensar siquiera en ello.

El desarrollo de la transmisión

El concepto de desarrollo de la transmisión no es otra cosa que la distancia longitudinal recorrida por la bicicleta dada una combinación de plato y piñón que crea una proporción determinada entre el número de vueltas del eje del pedalier y el número de vueltas de la rueda. Explicado de una manera más sencilla de entender: es la distancia que recorre la bicicleta en una vuelta de pedal.

Con un desarrollo grande cada vuelta de pedal hace girar la rueda motriz (trasera) más que un desarrollo pequeño, por lo que el desplazamiento de la bicicleta es mayor pero a costa de un mayor esfuerzo del ciclista. En cambio, con un desarrollo pequeño se necesitan más vueltas de pedal para hacer girar la rueda y en consecuencia se obtiene un menor desplazamiento, pero también un menor esfuerzo para moverlo. En el mundo del ciclismo, los desarrollos grandes son para descensos o para ganar velocidad en llano; cuando se trata de comenzar a subir hay que ir seleccionando combinaciones plato/piñón que nos den desarrollos más pequeños para permitirnos subir con un menor esfuerzo.

¿Cómo hacer uso de las distintas combinaciones de plato/piñón? Para un diámetro de plato dado (por ejemplo, de 30 dientes), el desarrollo disminuye conforme vamos combinando este plato con piñones cada vez más grandes. Dicho de otro modo, con cada vuelta de pedal, un piñón pequeño girará más veces que un piñón grande pero costará más esfuerzo hacerlo girar. En cambio, un piñón más grande girará menos que un piñón pequeño y el esfuerzo para moverlo será menor.

El desarrollo más grande de la transmisión de una bicicleta es la combinación del plato más grande del pedalier con el piñón más pequeño. Está indicado para descensos o para ganar velocidad en llano, donde la propia inercia de las ruedas girando a alta velocidad nos ayuda a mover este desarrollo. Por el contrario, el desarrollo más pequeño es la combinación del plato más pequeño del pedalier con el piñón más grande, especialmente indicado para subir pendientes muy pronunciadas gracias al menor esfuerzo requerido para mover dicho desarrollo.

www.todomountainbike.net utiliza cookies analíticas, persistentes y de terceros con la finalidad de prestar un mejor servicio. Si continúa navegando se considera que está aceptando su uso. No obstante, puede cambiar la configuración de las cookies u obtener más información aquí. Aceptar