EQUIPAMIENTO/

Un electrocardiógrafo en la muñeca para la cuarta generación del Apple Watch

El Apple Watch Series 3, tercera generación del reloj inteligente de la firma de la manzana, trajo consigo una revisión completa de sus características incluyendo un mayor énfasis en el uso deportivo gracias a un altímetro barométrico, una optimización del algoritmo de medición de frecuencia cardíaca, aplicaciones de entrenamiento dedicadas y conectividad con máquinas de gimnasio compatibles. Para la cuarta generación del Apple Watch, también llegará otra gran novedad: la posibilidad de realizar electrocardiogramas en cualquier momento y lugar.

En TodoMountainBike: Un electrocardiógrafo en la muñeca para la cuarta generación del Apple Watch

Un electrocardiograma es una prueba que registra la actividad eléctrica del corazón producida en cada latido cardíaco. En la actualidad, los electrocardiógrafos registran esta actividad mediante una representación gráfica o trazado en la que se observan diferentes ondas que representan los estímulos eléctricos de las aurículas y los ventrículos, normalmente transmitidas hasta el aparato mediante una serie de electrodos situados sobre la piel del paciente. El electrocardiograma sirve para medir el ritmo y la regularidad de los latidos, el tamaño y posición de las aurículas y ventrículos, cualquier posible dolencia en el corazón y los efectos que sobre él pueden tener ciertos fármacos o dispositivos implantados, como puede ser un marcapasos.

La firma de la manzana, dispuesta a convertir su reloj inteligente en el más avanzado dispositivo de seguimiento tanto de los entrenamientos deportivos como de la salud, está planeando incluir un electrocardiógrafo en la próxima generación del Apple Watch. Para ello, integrarán en la carcasa del reloj unos pequeños sensores encargados de transmitir una imperceptible corriente eléctrica que servirá para rastrear la actividad eléctrica del corazón. Esta novedosa función, combinada con una aplicación dedicada capaz de interpretar los datos registrados, se convertirá en el primer electrocardiógrafo disponible 24/7 para cualquier persona, ideal para detectar en tiempo real una posible anomalía cardíaca, algo especialmente interesante para cualquier deportista.