Equipamiento

Cuando no hay un lavabo a la vista, este inodoro seco plegable de Decathlon puede ser la salvación

El problema es que los excrementos humanos resultan peligrosos tanto para el medio ambiente como para las personas, con consecuencias sanitarias y ambientales especialmente preocupantes.

En TodoMountainBike ya hemos escrito alguna vez acerca del grave problema ecológico que supone defecar en el monte sin tomar ningún tipo de medida. Cagar, soltar lastre o hacer un muñequito, como quiera llamarlo cada uno, es un acto forzado que resulta indispensable realizar allá donde el cuerpo decide no aguantar más, pero siempre con un poco de consideración hacia el medio ambiente.

Cuando no hay un lavabo a la vista, este inodoro seco plegable de Decathlon puede ser la salvación
Inodoro seco portátil Quechua. Imagen: Decathlon

Ver inodoro seco portátil Quechua en Decathlon

Todo deporte practicado al aire libre requiere de ciertas normas básicas de convivencia y respeto por la Naturaleza. En la gran mayoría de rutas de montaña de alto tránsito, así como en zonas de caza y otros espacios naturales frecuentados por buscadores de setas, de espárragos o de cualquier otro elemento comestible, es muy común encontrar los restos abandonados de una considerable cantidad de excrementos que algún apurado usuario de la montaña se ha visto obligado a evacuar en el lugar.

Cuando no hay un lavabo a la vista, este inodoro seco plegable de Decathlon puede ser la salvación
Inodoro seco portátil Quechua. Imagen: Decathlon

El problema es que los excrementos humanos resultan peligrosos tanto para el medio ambiente como para las personas, con consecuencias sanitarias y ambientales especialmente preocupantes. En las mejores condiciones, las heces de una persona tardan más de un año en desaparecer de forma natural, por no mencionar el papel, las toallitas, los tampones, las compresas o los pañales, que pueden estar presentes en la montaña durante milenios debido a su lenta degradación.

Cuando no hay un lavabo a la vista, este inodoro seco plegable de Decathlon puede ser la salvación
Inodoro seco portátil Quechua. Imagen: Decathlon

Obviamente, nadie puede luchar contra un retortijón de esos que dejan la piel pálida y un sudor frío en la frente. Pero sí se puede actuar con responsabilidad, evacuando las necesidades de forma que se cause el menor daño posible en el entorno. Para ello, una opción es cavar un pequeño agujero que después servirá para enterrar los excrementos, acelerando así el proceso de descomposición de las heces para evitar su propagación hacia vías acuíferas.

Cuando no hay un lavabo a la vista, este inodoro seco plegable de Decathlon puede ser la salvación
Inodoro seco portátil Quechua. Imagen: Decathlon

Otra opción es llevar en el coche un inodoro portátil como el Quechua que propone Decathlon, diseñado para ser práctico y compacto y, lo más importante, cómodo e higiénico. Se trata de un pequeño asiento de madera plegable que cuenta con una estructura en cuyo interior se acopla una bolsa para recoger las heces.

Cuando no hay un lavabo a la vista, este inodoro seco plegable de Decathlon puede ser la salvación
Inodoro seco portátil Quechua. Imagen: Decathlon

Ver inodoro seco portátil Quechua en Decathlon

El inodoro seco portátil de Quechua soporta una carga máxima de 150 kg y cuenta con dos para facilitar su transporte. Incluye un asiento de madera, bolsa y pala serrín, soporte de papel y bolsa de transporte desmontable, y se puede encontrar en la tienda online de Decathlon y en los puntos físicos de la cadena con un precio de 44,99€.

Ahora en portada

Más en Equipamiento