Equipamiento

¿Los cascos de ciclismo tienen fecha de caducidad? La respuesta es sí, y esto es lo que hay que saber

El casco cumple con una función muy importante: es la única protección de la cabeza cuando se circula en bicicleta. Y como cabeza solo hay una, no está de más invertir en un casco cada vez que sea necesario.

Un par de dudas recurrentes en el mundo del ciclismo son si los cascos tienen fecha de caducidad o si deben cambiarse después de recibir un impacto fuerte. Antes de entrar en materia y profundizar un poco más en el tema, la respuesta a ambas preguntas es sí.

¿Los cascos de ciclismo tienen fecha de caducidad? La respuesta es sí, y esto es lo que hay que saber
Kask Mojito 3. Foto: Kask

La vida útil de un casco de ciclismo

Antes de salir en bicicleta, uno de los puntos más importantes es verificar que el casco está en perfectas condiciones y correctamente ajustado. Sin embargo, aparte de controlar las posibles abolladuras y los arañazos de rigor, también hay que saber si ya ha llegado la hora de cambiarlo por otro nuevo.

Los cascos de ciclismo están diseñados para absorber la energía de un impacto mediante la destrucción parcial de la carcasa y de su estructura interna. Estos daños pueden no ser visibles para el ciclista y pasar desapercibidos, pero debilitan la estructura del casco.

¿Qué quiere decir esto? Que aunque un casco no tenga daños visibles a simple vista, puede no cumplir con la función protectora requerida una vez ha sufrido un impacto. Por lo tanto, en caso de un impacto fuerte, lo más recomendable es sustituirlo, incluso si los daños no son visibles.

Por otro lado, un casco muy viejo también debe ser reemplazado. Los cascos tienen una vida útil limitada y tienen que ser reemplazados cuando muestran señales de desgaste. Los materiales empleados en la fabricación de los cascos pierden capacidad de protección con el paso del tiempo, y la norma general dicta que es conveniente cambiar de casco cada tres años como máximo.

La limpieza y el cuidado habitual del casco pueden ayudar a detectar daños o indicios de deterioro del casco. El casco cumple con una función muy importante: es la única protección de la cabeza cuando se circula en bicicleta. Y como cabeza solo hay una, no está de más invertir en un casco cada vez que sea necesario.

Ahora en portada

Más en Equipamiento