Denuncian la aparición de trampas para ciclistas en los senderos de Simancas (Valladolid)

Como viene siendo habitual año tras año, con la llegada de la temporada de caza comienzan a aparecer trampas para ciclistas en el monte, sobre todo en zonas cercanas a cotos y normalmente puestas en caminos muy transitados por deportistas y senderistas. La última denuncia llega desde el municipio vallisoletano de Simancas, donde un grupo de ciclistas ha mostrado en las redes sociales las imágenes de tablones con clavos semienterrados en una conocida zona de paso.

Las mencionadas trampas han aparecido en el camino que une Simancas y Arroyo de la Encomienda, a la altura de la Subida de las antenas, un sendero muy conocido por los ciclistas de la zona. Las imágenes publicadas por los denunciantes muestran un peligroso tablón de madera repleto de clavos de buen tamaño que, según explican ellos mismos, estaba semienterrado en el suelo justo en la zona de paso de la subida.

En TodoMountainBike: Denuncian la aparición de trampas para ciclistas en los senderos de Simancas (Valladolid)
Trampa para ciclistas en Simancas.

Llevábamos una temporada muy tranquilos, pero es verdad que hemos tenido más de un problema en Simancas. En su día yo mismo denuncié la aparición de zanjas medio cubiertas, que si no tenías cierta habilidad con la bicicleta provocaban un accidente, explica Juan Carlos Domínguez, presidente de la Escuela de Ciclismo de Arroyo, al diario El Norte de Castilla.

Desde la Federación de Caza autonómica afirman que desconocen los hechos y que condenan este tipo de prácticas, defendiendo que en caso de haber sido puestas por cazadores, se trata de un acto realizado a título individual. Por su parte, el presidente del coto de Simancas, Miguel Ángel Casado, considera que colocar trampas para ciclistas es una burrada y que investigarán si hay más en dicha zona: Obviamente condenamos esta actuación e inspeccionaremos a ver si hay alguna más.

De una manera o de otra, las trampas para ciclistas no son nuevas en Simancas y las poblaciones circundantes. En los senderos de estas localidades llevan apareciendo desde hace muchos años todo tipo de artilugios peligrosos, entre ellos alambres de espino colocados de árbol a árbol, montículos de piedras y ramas cerrando el paso en los caminos, estacas semienterradas en el suelo y, por supuesto, tablones con clavos.

Este sitio web utiliza cookies analíticas, persistentes y de terceros con la finalidad de prestar una mejor experiencia de uso a los visitantes del sitio. Si continúas navegando consideraremos que estás aceptando su uso. No obstante, puedes cambiar la configuración de las cookies u obtener más información. Acepto | Quiero saber más