Si nuestra bicicleta pudiera hablar...

Si la bicicleta de cualquier ciclista de montaña pudiera explicar lo que piensa y siente, probablemente no tendría muchas cosas buenas que decir en lo que respecta a la forma de rodar de su agresivo dueño. Por suerte, nuestras infatigables monturas también tienen sus pequeños momentos de placer, ya sea cuando lubricamos su cadena de transmisión, cuando las dejamos relucientes tras una intensa jornada, o cuando les apretamos algún que otro tornillo. Si nuestra bicicleta pudiera hablar...

Cargando más contenido...
Este sitio web utiliza cookies analíticas, persistentes y de terceros con la finalidad de prestar una mejor experiencia de uso a los visitantes del sitio. Si continúas navegando consideraremos que estás aceptando su uso. No obstante, puedes cambiar la configuración de las cookies u obtener más información. Acepto | Quiero saber más