Titan Desert 2021: Guillem Muñoz y Ariadna Ródenas ganan la segunda etapa

Era la etapa reina, la que todos los ciclistas tenían marcada en rojo en el calendario. La segunda jornada de competición de la Titan Desert, la más larga y de mayor desnivel con cerca de 130 kilómetros y más de 2.600 metros de desnivel, ha puesto a prueba la resistencia de todos los ciclistas, desde el primero al último.

Rompía la carrera desde la salida Óscar Carrasco, que conseguía escaparse del pelotón para rodar 90 kilómetros en solitario. Por detrás, en la primera parte de la carrera, le perseguía un nutrido pelotón de 25 ciclistas con los principales favoritos a la victoria final. Pero el primer puerto ya causó estragos y se hizo selección natural. El grupo se rompió y se quedaron como perseguidores los favoritos a la victoria. Como se preveía, el segundo puerto y la correspondiente bajada a meta marcó la clave de la etapa.

En TodoMountainBike: Titan Desert 2021: Guillem Muñoz y Ariadna Ródenas ganan la segunda etapa
Participantes de la Titan Desert.

Atrapaban al escapado los cuatro primeros clasificados de la jornada inicial, Konny Looser, Pablo Guerrero, Haimar Zubeldia y Guillem Muñoz. Éste último aprovechó la bajada para cambiar el ritmo e ir en busca de la victoria. Le consiguió seguir el suizo Konny Looser, el líder de la general. Ambos llegaron juntos y el sprint final decidió la etapa en favor de Muñoz.

En las féminas, la debutante Ariadna Ródenas ha conseguido lo que muchas tardan años en hacerlo: la victoria de etapa. Ariadna ha rodado con la líder Ramona Gabriel y las chicas de los dúos mixtos, Misha Sekulova y Núria Picas hasta el primer puerto. Al inicio, Gabriel se ha escapado, pero en la bajada Ródenas consiguió engancharla. En el segundo puerto ocurrió lo mismo, pero a 15 kilómetros de la llegada un pinchazo hizo que la ventaja conseguida se quedara en nada. A partir de ese momento, Ródenas infringió un ritmo infernal hasta meta y la líder se limitó a seguirle la rueda para conservar la ventaja en la general. Ambas se confirman como las más fuertes entre las participantes y lucharán por la victoria final.

Desde el suelo, entre risas y lloros, Ródenas se dejaba ir: No puedo más. Llevo más de 20 kilómetros tirando y a falta de un kilómetro he pensado, esta es mi oportunidad. Y me ha salido bien. Esto es la leche. Es muy duro, pero lo he conseguido. Todo ciclista debería hacer la Titan una vez en la vida y yo me lo debía. Aquí estoy. Me está encantando. Llevamos dos ultramaratones en dos días. Pero me está gustando tanto que sé que volveré, comentaba la ilicitana.

Este sitio web utiliza cookies analíticas, persistentes y de terceros con la finalidad de prestar una mejor experiencia de uso a los visitantes del sitio y de ofrecer anuncios personalizados. Si continúas navegando consideraremos que estás aceptando su uso. No obstante, puedes cambiar la configuración de las cookies u obtener más información en nuestra Política de Cookies. Acepto | Quiero saber más