Equipamiento

Medición del ritmo cardíaco a través de unos auriculares inalámbricos, la nueva tecnología que desarrolla Google

Esta novedosa tecnología está diseñada para aprovechar los sensores ya presentes en la gran mayoría de auriculares inalámbricos con cancelación de ruido para ser capaces de medir la frecuencia cardíaca.

A día de hoy, gracias a los relojes inteligentes, prácticamente todo el mundo tiene al alcance de su mano (o más bien de su muñeca) la posibilidad de realizar un control de su ritmo cardíaco para conocer el estado del corazón, detectar posibles problemas cardíacos e incluso entrenar por zonas y otros beneficios asociados.

Medición del ritmo cardíaco a través de unos auriculares inalámbricos, la nueva tecnología que desarrolla Google
Auriculares Pixel Buds Pro. Imagen: Google

Google quiere ir un paso más allá y ya tiene en una fase muy avanzada de desarrollo una nueva tecnología denominada APG (Audioplethysmography for Cardiac Monitoring in Hearables), cuya traducción al español vendría a ser algo así como Audiopletismografía para Monitorización Cardíaca en Dispositivos de Audición.

Esta novedosa tecnología está diseñada para aprovechar los sensores ya presentes en la gran mayoría de auriculares inalámbricos con cancelación de ruido para ser capaces de medir la frecuencia cardíaca sin necesidad de añadir otros sensores en el dispositivo.

Medición del ritmo cardíaco a través de unos auriculares inalámbricos, la nueva tecnología que desarrolla Google
Tecnología APG (Audioplethysmography for Cardiac Monitoring in Hearables). Imagen: Google

La principal ventaja de esta tecnología es que, además de permitir medir la frecuencia cardíaca, lo hará en cualquier tipo de auricular compatible sin necesidad de ningún otro sensor más allá de los altavoces y micrófono instalados de serie en el dispositivo. Según Google, la emisión y recepción de ultrasonidos en el canal auditivo es la clave para obtener las pulsaciones.

En un estudio realizado a 153 personas por el gigante tecnológico, Google afirma haber obtenido un margen de error medio del 3,21% en general y del 2,7% en el intervalo entre latidos. En el resto de casos, la compañía declara haber logrado datos acordes a los que se obtienen con instrumentos médicos dedicados.

Obviamente, para poder presentar de forma oficial una tecnología de medición de la frecuencia cardíaca, Google debe obtener la aprobación de las autoridades médicas pertinentes, un proceso largo sujeto a la aprobación de las entidades de cada país. Por ello y de momento, no hay una fecha concreta para la aplicación de esta tecnología en auriculares que ya están a la venta o de futuro lanzamiento, pero el futuro está ahí y se presenta muy prometedor.

Ahora en portada

Más en Equipamiento