Equipamiento

Zéfal K-Traz Zip3, un antirrobo (con combinación) de solo 86 gramos que cabe en el bolsillo

Es ideal para evitar robos oportunistas durante paradas muy cortas cuando se sale en bici, por ejemplo en compras en una tienda, un descanso durante un paseo, o un pequeño refrigerio en el bar de turno.

Llevar un antirrobo para evitar el robo de la bicicleta en cualquier parada es lo ideal, sin embargo debido a que estos sistemas de protección suelen ser bastante pesados y voluminosos, no son muy utilizados por la gran mayoría de ciclistas de carretera y MTB. La marca francesa Zéfal quiere cambiar esto con el lanzamiento del K-Traz Zip3, una solución ligera y compacta que se puede guardar en el bolsillo.

Zéfal K-Traz Zip3, un antirrobo (con combinación) de solo 86 gramos que cabe en el bolsillo
Zéfal K-Traz Zip3. Imagen: Zéfal

Uno de los antirrobos más ligeros para bicis

El Zéfal K-Traz Zip3 es una especie de brida antirrobo para bicicletas. Se trata de una abrazadera de código autobloqueante con una hoja de acero que asegura la bicicleta y otros accesorios como el casco o el equipaje de los amigos de lo ajeno. Lo mejor de todo es su peso y tamaño, con unas dimensiones de 135x210x15 mm y 86 gramos respectivamente.

Zéfal K-Traz Zip3, un antirrobo (con combinación) de solo 86 gramos que cabe en el bolsillo
Zéfal K-Traz Zip3. Imagen: Zéfal

Este ligero antirrobo para bicicletas es ideal para evitar robos oportunistas durante paradas muy cortas cuando se sale en bici, por ejemplo en compras en una tienda, un descanso durante un paseo, o un pequeño refrigerio en el bar de turno. Ofrece un nivel de seguridad 3, para zonas con muy bajo riesgo de robo y paradas de corta duración.

Zéfal K-Traz Zip3, un antirrobo (con combinación) de solo 86 gramos que cabe en el bolsillo
Zéfal K-Traz Zip3. Imagen: Zéfal

El Zéfal K-Traz Zip3 está fabricado con un cable plano de 11 mm de ancho con hoja de acero revestido para mayor resistencia, y cuenta con una cerradura de cilindro de 3 dígitos que ofrece 1.000 combinaciones posibles de apertura. Una vez desplegado, tiene una longitud de 450 mm, lo justo para asegurar, las ruedas, el sillín o el cuadro de la bici.

Zéfal K-Traz Zip3, un antirrobo (con combinación) de solo 86 gramos que cabe en el bolsillo
Zéfal K-Traz Zip3. Imagen: Zéfal

El aspecto más destacado de este nuevo antirrobo es su ligereza y pequeño tamaño. Cabe perfectamente en un bolsillo del maillot o chaqueta y, aunque no ofrece un nivel de seguridad alto, sí que puede ser efectivo a la hora de alejar a esos ladrones oportunistas que aprovechan el menor descuido. Tiene un precio recomendado de solo 22,95€.

Ahora en portada

Más en Equipamiento