330 kilómetros con 8.500 metros de ascensión a piñón fijo y sin frenos: el reto conseguido por Patrick Seabase

El ciclista Patrick Seabase, especializado en rodar sobre bicicletas de piñón fijo o Fixed Geared, completó a principios de septiembre el desafío más difícil de su carrera. El reto fue rodar 330 kilómetros con 8.500 metros de ascensión en un solo día, a piñón fijo y sin frenos, escalando cinco puertos de montaña suizos con una temperatura fluctuante entre 0 y 28ºC.

En TodoMountainBike: 330 kilómetros con 8.500 metros de ascensión a piñón fijo y sin frenos: el reto conseguido por Patrick Seabase
Patrick Seabase. Foto: Phil Gale

Seabase arrancó en la oscuridad a las tres de la madrugada para intentar llevar a cabo un reto solo al alcance de unos pocos mortales. El ciclista no es ajeno a las empresas difíciles, pues ya cuenta en su haber con la conquista de las empinadas carreteras sin asfaltar de Eritrea hasta la recreación, marcha atrás, del Tour de Francia de 1910.

En TodoMountainBike: 330 kilómetros con 8.500 metros de ascensión a piñón fijo y sin frenos: el reto conseguido por Patrick Seabase
Datos técnicos del reto completado.

Para su última hazaña, sin frenos y a piñón fijo, eligió caminos cercanos a su casa y una bicicleta fixed diseñada para correr en sentido contrario a las agujas del reloj en la pista de un velódromo. En total, atravesó cinco puertos de montaña suizos con una temperatura fluctuante entre 0 y 28ºC enfrentándose tanto a descensos empinados (sin frenos también) como a fuertes vientos de frente.

Para compensar la falta de frenos, Seabase se vio obligado a utilizar constantemente sus piernas en las bajadas. Conducir una bicicleta de pista es física y mentalmente mucho más exigente. Parte de la razón es porque la única forma de frenar es presionando el pedal, bloqueando la rueda trasera y deslizándose por la carretera, explicó el ciclista tras completar su reto.

En TodoMountainBike: 330 kilómetros con 8.500 metros de ascensión a piñón fijo y sin frenos: el reto conseguido por Patrick Seabase
Patrick Seabase. Foto: Phil Gale

En cuanto a la ruta elegida para no frenar, fue seleccionada para pasar por hitos que significaban mucho para él. Partió de Innertkirchen y luego cruzó los pasos de Grimsel y Simplon en su camino a Locarno por el Lago Maggiore. Desde allí, cruzó el paso del Gotardo, el paso de Furka y la parte trasera del paso del Grimsel antes de terminar en Oberaarsee.

Este sitio web utiliza cookies analíticas, persistentes y de terceros con la finalidad de prestar una mejor experiencia de uso a los visitantes del sitio y de ofrecer anuncios personalizados. Si continúas navegando consideraremos que estás aceptando su uso. No obstante, puedes cambiar la configuración de las cookies u obtener más información en nuestra Política de Cookies. Acepto | Quiero saber más