General

Qué son las arritmias cardíacas como las que ha sufrido Peter Sagan, cómo se detectan y qué tratamiento tienen

Estas alteraciones pueden variar desde latidos cardíacos irregulares hasta latidos demasiado rápidos (taquicardia) o lentos (bradicardia).

Las arritmias cardíacas son trastornos del ritmo cardíaco que pueden afectar a personas de todas las edades y condiciones de salud, independientemente de su estado de forma. Estas alteraciones pueden variar desde latidos cardíacos irregulares hasta latidos demasiado rápidos (taquicardia) o lentos (bradicardia). Aunque algunas arritmias pueden ser inofensivas, otras pueden ser potencialmente graves e incluso poner en riesgo la vida del paciente.

Qué son las arritmias cardíacas como las que ha sufrido Peter Sagan, cómo se detectan y qué tratamiento tienen
Monitor cardíaco. Imagen: OsloMetX / Pixabay

¿Cómo se detectan las arritmias cardíacas?

Detectar las arritmias cardíacas puede ser un desafío, ya que a menudo no presentan síntomas evidentes. Sin embargo, algunas personas pueden experimentar palpitaciones, mareos, falta de aire, fatiga o incluso desmayos.

En otros casos, las arritmias pueden ser descubiertas durante un examen físico de rutina o mediante pruebas diagnósticas como un electrocardiograma (ECG), una monitorización Holter o pruebas de esfuerzo.

El electrocardiograma (ECG) es una herramienta fundamental para diagnosticar las arritmias. Este procedimiento registra la actividad eléctrica del corazón y puede revelar anomalías en el ritmo cardíaco.

La monitorización Holter es un dispositivo portátil que registra continuamente la actividad eléctrica del corazón durante 24 o 48 horas, lo que permite detectar arritmias que pueden ocurrir de forma intermitente.

Las pruebas de esfuerzo también pueden ayudar a identificar arritmias que se manifiestan durante la actividad física, como la que sufrió Peter Sagan durante la última edición de los Internacionales Chelva Gsport Challenge.

Tratamientos para las arritmias cardíacas

El tratamiento de las arritmias cardíacas puede variar dependiendo del tipo y la gravedad de la arritmia, así como de los factores de riesgo individuales del paciente. Algunas opciones de tratamiento incluyen medicamentos, cardioversión eléctrica, ablación por catéter e implantación de dispositivos.

Los medicamentos antiarrítmicos pueden ayudar a regular el ritmo cardíaco y prevenir la recurrencia de las arritmias. También se pueden recetar otros medicamentos para tratar las causas subyacentes de las arritmias, como la presión arterial alta o el colesterol alto.

La cardioversión eléctrica es un procedimiento que consiste en administrar una descarga eléctrica controlada al corazón para restablecer un ritmo cardíaco normal. Se utiliza comúnmente en casos de fibrilación auricular o taquicardia ventricular.

Por otro lado, la ablación por catéter utiliza calor o frío para destruir los tejidos cardíacos que causan las arritmias. Este procedimiento puede ser efectivo para tratar ciertos tipos de arritmias, especialmente las que no responden bien a los medicamentos.

En casos graves o de alto riesgo, también se pueden implantar dispositivos médicos para controlar el ritmo cardíaco. Esto incluye marcapasos, que emiten impulsos eléctricos para regular el ritmo cardíaco y desfibriladores automáticos implantables (DAI), que monitorean el ritmo cardíaco y administran una descarga eléctrica si se detecta una arritmia potencialmente mortal.

Las arritmias cardíacas son trastornos comunes del ritmo cardíaco que pueden tener consecuencias graves si no se tratan adecuadamente. Es importante destacar que el tratamiento específico para las arritmias cardíacas debe ser determinado por un cardiólogo o un especialista en ritmo cardíaco, quien debe evaluar el historial médico y las características individuales de cada paciente para elegir el mejor tratamiento.

Ahora en portada

Más en General