General

Tuvalum evita la emisión de 3.500 toneladas de CO2 gracias a la venta de bicicletas de segunda mano

Desde el comienzo de su trayectoria, en 2015, Tuvalum ha transaccionado alrededor de 15.000 bicicletas reacondicionadas, contribuyendo al correspondiente ahorro en recursos para nuestro planeta.

Tuvalum, la plataforma especializada en la compraventa de bicicletas reacondicionadas, no solo está revolucionando el mercado de segunda mano, también está mejorando la sostenibilidad de la industria de la bicicleta. Y es que desde su fundación y hasta la fecha, ha contribuido al ahorro de la emisión de más de 3.500 toneladas de CO2 a la atmósfera.

Tuvalum evita la emisión de 3.500 toneladas de CO2 gracias a la venta de bicicletas de segunda mano
Tuvalum, muy comprometida con el medioambiente.

Una empresa comprometida con el medioambiente

Adquirir una bicicleta para desplazarse es una decisión responsable con el medioambiente, y si además esta bici es de segunda mano (reacondicionada), la decisión resulta doblemente responsable, ya que supone un ahorro energético al que se suma el ahorro en recursos que supone la fabricación de una bici nueva.

Por este motivo, acudir al mercado de segunda mano es la opción elegida por las personas que defienden un consumo responsable. La fabricación de un cuadro de carbono (con el que se fabrica gran parte de las bicicletas nuevas) tiene un coste energético elevado. Además, es un material difícil de reciclar: el proceso requiere más gasto económico y consumo energético que fabricar uno nuevo.

El uso de una bicicleta de segunda mano, es, por tanto, la solución de transporte ideal para reducir la contaminación atmosférica. Desde el comienzo de su trayectoria, en 2015, Tuvalum ha transaccionado alrededor de 15.000 bicicletas reacondicionadas, contribuyendo al correspondiente ahorro en recursos para nuestro planeta.

Aunando las cifras recopiladas en esta información, la compañía se convierte en el máximo referente de su sector en el compromiso total con el ahorro de recursos energéticos: En 2020 auditamos nuestra huella de carbono y la compensamos mediante proyectos de reforestación, explica Alejandro Pons, CEO y cofundador de Tuvalum.

Contamos con la certificación Carbon Neutral, concedida por la principal organización de certificación independiente del mundo en materia de la huella de carbono (Carbon Trust). Reconoce el compromiso de las organizaciones para/con la descarbonización a través del respaldo a proyectos medioambientales. El siguiente paso es trabajar por ser Carbon Negative, añade Pons.

Un análisis realizado por Tuvalum tras la consulta de estudios e informes relacionados con esta cuestión, revela que la huella ambiental de un ciclista que se mueve en bicicleta es la misma que la de un peatón que se desplaza caminando. Por lo tanto, pedalear es una actividad tan sostenible como caminar.

La bicicleta genera una huella de carbono de unos 21 gramos de CO2 por kilómetro recorrido, muy remarcable si se tiene en cuenta que un automóvil genera una huella de unos 271 gramos de CO2 por pasajero y kilómetro recorrido. La bicicleta ahorra al menos un 90% de las emisiones de CO2 en comparación con la conducción de un coche y, después de pedalear 700 km (en lugar de conducir esa distancia), se ahorran tantas emisiones de CO2 como las empleadas para producir la bicicleta.

Ahora en portada

Más en General