Un ciclista + Una ruta de montaña + Una vaca = Hostión imprevisible

Seguro que más de uno y más de dos ciclistas se han encontrado durante el transcurso de alguna ruta con uno de esos rebaños de vacas que pastan tranquilamente por el monte. La lógica nos dice que estos pacíficos animales no nos van a molestar más que nosotros a ellos, aunque también es cierto que el comportamiento de una vaca es completamente imprevisible y que, si no tomamos las debidas precauciones, podemos acabar atropellando (o siendo atropellados) por una vaca despistada. Para muestra, un botón (u hostión, en este caso).

Más sobre: Videos | Accidente | Ruta | Vaca | Hostion | 2014

Este sitio web utiliza cookies analíticas, persistentes y de terceros con la finalidad de prestar una mejor experiencia de uso a los visitantes del sitio y de ofrecer anuncios personalizados. Si continúas navegando consideraremos que estás aceptando su uso. No obstante, puedes cambiar la configuración de las cookies u obtener más información en nuestra Política de Cookies. Acepto | Quiero saber más