¿El mejor antirrobo para una bicicleta? Un perro adiestrado

Cualquier ciclista con dos dedos de frente sabe muy bien que, dependiendo del lugar y del momento, una bicicleta solitaria sin ningún tipo de protección antirrobo tiene los segundos contados. En el caso de que utilicemos candados, cadenas y demás artilugios de seguridad, estos 'segundos' contados se convierten en 'minutos' con un poco de suerte. ¿La solución para evitar que nos roben la bicicleta? O bien tenerla siempre a la vista (y bien cerca), o bien tener un perro que no se separe de nuestra bicicleta bajo ningún concepto...

Este sitio web utiliza cookies analíticas, persistentes y de terceros con la finalidad de prestar una mejor experiencia de uso a los visitantes del sitio. Si continúas navegando consideraremos que estás aceptando su uso. No obstante, puedes cambiar la configuración de las cookies u obtener más información. Acepto | Quiero saber más