Superación extrema o cómo terminar un Ironman con esclerosis múltiple

A Ramón Arroyo, el protagonista de este vídeo, le diagnosticaron esclerosis múltiple en 2004; una enfermedad neurodegenerativa y crónica que afecta al sistema nervioso central. Tras este diagnóstico, Ramón cayó en una profunda y larga depresión, hasta que el nacimiento de su hijo (y la imposibilidad siquiera de poder cogerlo en brazos) lo llevaron a tomar una firme decisión. En 2010, Ramón comenzó a practicar deporte. Seis años después, Ramón consiguió terminar un Ironman, una de las pruebas deportivas más exigentes del mundo. Sin duda, una bonita historia de valentía, sentimientos y superación personal llevada al extremo.

Este sitio web utiliza cookies analíticas, persistentes y de terceros con la finalidad de prestar una mejor experiencia de uso a los visitantes del sitio. Si continúas navegando consideraremos que estás aceptando su uso. No obstante, puedes cambiar la configuración de las cookies u obtener más información. Acepto | Quiero saber más