COMPETICIÓN/ 13 de Diciembre, 2017

Chris Froome, el ganador de la Vuelta a España 2017, da positivo por dopaje

La UCI (Unión Ciclista Internacional) ha confirmado mediante un comunicado que el británico Chris Froome, ganador de la Vuelta a España 2017, dio positivo en un control de dopaje realizado tras finalizar la décimo octava etapa de la prueba. Los análisis de orina del líder del Sky mostraron valores anómalos de salbutamol (el principio activo del Ventolín), concretamente el doble del límite diario permitido en todos aquellos deportistas de élite que hacen uso de este medicamento contra el asma.

En TodoMountainBike: Chris Froome, el ganador de la Vuelta a España 2017, da positivo por dopaje

El salbutamol es una sustancia de efecto rápido utilizada para el alivio del broncoespasmo en enfermedades como el asma y la EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica). Se trata del principio activo del ventolín, un inhalador oral utilizado por millones de personas en todo el mundo, aunque también puede encontrarse en formato de pastillas o jarabe. Según las normas de la Agencia Mundial Antidopaje, el uso de ventolín está permitido en todos los deportistas que lo notifiquen y certifiquen que padecen asma, siempre y cuando no superen el límite diario permitido de salbutamol, fijado en 1.000 nanogramos por mililitro. En la muestra de orina de Froome, se encontró una concentración de salbutamol de 2.000 nanogramos por mililitro.

En TodoMountainBike: Chris Froome, el ganador de la Vuelta a España 2017, da positivo por dopaje

Según palabras del propio Froome: "Como todo el mundo sabe, sufro asma. Conozco perfectamente las reglas. Uso un inhalador para controlar los síntomas, y siempre dentro de los límites permitidos. Mi asma fue a peor según avanzaba La Vuelta y, aconsejado por mi médico, aumenté la dosis". Pese a ello, lo cierto es que duplicar el límite de salbutamol permitido por la Agencia Mundial Antidopaje resulta muy difícil haciendo uso de un simple inhalador, siendo ahora responsabilidad del ciclista y de su equipo demostrar que el resultado de los análisis no es producto de una excesiva administración de salbutamol, sino de un retraso en la absorción de la sustancia en el organismo por causas que deberán ser justificadas. Por el momento y a la espera de las alegaciones pertinentes, Froome no ha sufrido ninguna suspensión cautelar.