GENERAL/ 19 de Diciembre, 2016

Limonada alcalina, un preparado casero para rehidratarnos de forma efectiva

Con un mercado saturado de bebidas isotónicas, incluyendo algunas cuyas propiedades rehidratantes (desde el punto de vista de las necesidades de un deportista) no son más que una mera estrategia de marketing sin base nutricional aprobada en consenso, resulta muy sencillo caer en el engaño y hacer uso de ciertas bebidas que, además de no proporcionar al deportista los minerales y carbohidratos necesarios para una óptima rehidratación, pueden llevar incluso a la deshidratación y a ciertos problemas gastrointestinales (véase flatulencias y diarrea, entre otros).

En TodoMountainBike: Limonada alcalina, un preparado casero para rehidratarnos de forma efectiva

Limonada alcalina

La limonada alcalina es un preparado casero cuyas propiedades no tienen nada que envidiar a las mejores bebidas isotónicas comerciales. Se trata de una bebida isotónica mucho más efectiva que el agua sola, perfecta tanto para rehidratarnos durante y después del ejercicio físico, como para prevenir y mejorar la diarrea. Se prepara con ingredientes básicos y el coste de su elaboración es, con diferencia, el más económico del mercado.

Para preparar un litro de limonada alcalina, se hace uso de los siguientes ingredientes:

  • 1 litro de agua.
  • El jugo de dos limones exprimidos.
  • 1 pizca de sal (aproximadamente 1.8 gramos; en el caso de deshidratación severa, se puede aumentar hasta 4.7 gramos/litro).
  • 1 pizca de bicarbonato (aproximadamente 1.8 gramos).
  • 2 cucharadas soperas de azúcar.

El método de preparación es muy sencillo. Basta con añadir todos los ingredientes en un envase adecuado y mezclar bien hasta que todo quede bien disuelto. Es preferible consumir la limonada alcalina fría (siempre después de haber realizado un ejercicio físico intenso) puesto que los líquidos fríos abandonan antes el estómago y, en el caso de las bebidas isotónicas, son absorbidos más rápidamente por el organismo.

Cargando más contenido...