Pedro Romero defiende su inocencia por dopaje: "Tengo la conciencia tranquila porque no he hecho nada ilegal"

Tal y como estaba previsto, Pedro Romero, ex-corredor del Extremadura Ecopilas y actual presidente de la Federación Extremeña de Ciclismo, compareció ayer en el despacho de su abogado, en Cáceres, para defender su inocencia ante la sanción cautelar por dopaje que le ha impuesto la Agencia Estatal Antidopaje, oficialmente denominada Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte (AEPSAD).

Según alegó Romero, todo el proceso abierto contra él está lleno de incongruencias ya que, según su versión, los resultados en los controles de sangre y orina son distintos: No he hecho nada; tengo la conciencia tranquila porque no he hecho nada ilegal, explicó el ciclista placentino. Vale la pena recordar que Romero anunció su retirada del mundo de la competición a mediados de este año, una fecha en la que ya tenía abierto un proceso sancionador que no trascendió a los medios de comunicación.

El campeón de España de XCM de 2018 explicó que a finales de noviembre del año pasado recibí una notificación en la que me suspendían cautelarmente. Solicité información porque tenía un total desconocimiento y no me hacía una idea. El 16 de enero hicimos una prueba B. La primera prueba de mi sangre fue negativa, la segunda se les estropeó, y la tercera, realizada tres semanas después, dio positivo, pero en un examen de orina volvió a salir negativo. Este es un método que no cuantifica, que interpreta.

En TodoMountainBike: Pedro Romero defiende su inocencia por dopaje: "Tengo la conciencia tranquila porque no he hecho nada ilegal"
Pedro Romero.

Pedro Romero dio positivo en Darbopoetina Alfa, un fármaco de segunda generación estimulador de la eritropoyesis o, lo que es lo mismo, una versión sintética de la hormona eritropoyetina, más conocida como EPO y totalmente prohibida en el deporte. La EPO se encarga de aumentar la presencia de glóbulos rojos en la sangre y mejora de forma drástica el rendimiento de los deportistas que se dopan para aumentar el nivel de esta sustancia en su cuerpo.

En su defensa, Romero argumentó que si la orina es negativa, esto es un sinsentido total y absoluto, pero no nos lo han conseguido explicar. El método no cuantifica, interpreta. Sería el primer control de la historia que da positivo en sangre pero no en orina. La orina es apta y cumple criterios de validez; si no, lo hubieran descartado y practicado otro método. Pero eso no lo han conseguido explicar.

Por el momento, agotada la vía administrativa, el ciclista aseguró que va a seguir luchando por la vía judicial para demostrar su inocencia y también confirmó que no dimitirá del cargo de presidente de la Federación Extremeña, aunque matizó que pone su cargo a disposición de la Dirección General de Deportes de la Junta de Extremadura y que respetará la decisión que adopten. El ciclista se enfrenta a una sanción de 4 años de inhabilitación por dopaje.

Este sitio web utiliza cookies analíticas, persistentes y de terceros con la finalidad de prestar una mejor experiencia de uso a los visitantes del sitio y de ofrecer anuncios personalizados. Si continúas navegando consideraremos que estás aceptando su uso. No obstante, puedes cambiar la configuración de las cookies u obtener más información en nuestra Política de Cookies. Acepto | Quiero saber más