Componentes

La mejor inversión que puede hacer cualquier ciclista es aligerar las ruedas de su bici, y estas son las razones

La ligereza de los componentes tiene una conexión directa con el desembolso económico, generando la pregunta clave: ¿dónde es más prudente invertir recursos para aligerar la bicicleta y potenciar su rendimiento?

En el fascinante (y caro) mundo del ciclismo, la obsesión por los gramos en la báscula, o lo que es equivalente, el peso total de una bicicleta, se erige como una obsesión constante entre los ciclistas más avezados. La ligereza de los componentes tiene una conexión directa con el desembolso económico, generando la pregunta clave: ¿dónde es más prudente invertir recursos para aligerar la bicicleta y potenciar su rendimiento? La respuesta se revela en forma de un nuevo juego de ruedas.

La mejor inversión que puede hacer cualquier ciclista es aligerar las ruedas de su bici, y estas son las razones
Rueda Syncros Silverton SL. Imagen: Syncros

Unas ruedas ligeras, la mejor inversión

En los corrillos expertos del ciclismo, suele resonar la expresión de que cada gramo menos en las ruedas vale por dos en el resto de la bicicleta. Aunque esta afirmación no se ajusta completamente a la realidad, sí se aproxima lo suficiente. El conjunto que compone las ruedas de una bicicleta (cubierta, cámara o sistema Tubeless y llanta) es la mejor forma (pero no la más fácil) de aligerar peso y experimentar notables mejoras al pedalear.

Para comprender los beneficios de unas ruedas ligeras en una bicicleta, hay que adentrarse brevemente en el intrincado mundo de la Física. El giro de una rueda se define como el momento angular L alrededor del eje de giro, con su fórmula matemática L = I * w, donde I representa el momento de inercia masivo de la rueda y w es la velocidad angular de rotación. Sin entrar en detalles más complicados de entender, basta con afirmar que a menor momento de inercia, mayor eficiencia en el giro de la rueda.

¿Cómo se logra reducir el momento de inercia de unas ruedas? El secreto está en aligerar las piezas que la componen de manera estratégica: desde la parte más externa (neumático y llanta) hasta el centro (radios y buje), otorgando mayor importancia a la masa (peso) del exterior de la rueda para conseguir aceleraciones y frenadas más ágiles y potentes que sobre todo se dejarán notar en situaciones como la salida de una curva o el inicio de un tramo llano.

Simplificando la explicación, la elección de unos neumáticos ligeros, unas cámaras de peso mínimo o la adopción del sistema Tubeless son la primera inversión esencial. Para extraer el máximo rendimiento de las ruedas, la elección de una llanta ligera es crucial, sin dejar de lado la consideración del peso de radios, cierre o buje, elementos que, al encontrarse en la parte más interna de la circunferencia, afectan de manera menos significativa al momento de inercia de la rueda.

Ahora en portada

Más en Componentes