Componentes

X-Sauce amplía su gama de válvulas tubeless con dos modelos compatibles con mousses antipinchazos

Las nuevas válvulas de X-Sauce para mousses antipinchazos están fabricadas bajo los más estrictos controles de calidad a partir de tubos macizos de aluminio 6061, y posteriormente sometidas a un proceso químico de endurecimiento.

Los insertos antipinchazos, más conocidos como mousses, están cada vez más extendidos en el ciclismo de montaña. Por este motivo y para no quedarse atrás, X-Sauce amplía su gama de válvulas tubeless con el lanzamiento de dos nuevos modelos compatibles con insertos, disponibles en versión de válvula fina (Presta) o válvula gorda (Schrader).

X-Sauce amplía su gama de válvulas tubeless con dos modelos compatibles con mousses antipinchazos
Válvula tubeless de X-Sauce compatible con mousses en versión Presta. Foto: X-Sauce

Válvulas tubeless compatibles con todo tipo de ruedas

Las nuevas válvulas de X-Sauce para mousses antipinchazos están fabricadas bajo los más estrictos controles de calidad a partir de tubos macizos de aluminio 6061, y posteriormente sometidas a un proceso químico de endurecimiento para obtener entre un 50% y 200% más de resistencia respecto a otras válvulas no tratadas.

X-Sauce apuesta por el mismo material y un tratamiento similar al de las míticas bicicletas Klein de los años 90, una marca pionera en el tratamiento del aluminio y en el uso de este material para fabricar tanto cuadros como horquillas. De hecho, ha sido el único fabricante que ha fabricado horquillas rígidas de aluminio con éxito.

X-Sauce amplía su gama de válvulas tubeless con dos modelos compatibles con mousses antipinchazos
Válvula tubeless de X-Sauce compatible con mousses en versión Schrader. Foto: X-Sauce

La base de las últimas válvulas presentadas por X-Sauce cuenta con tres salidas de aire, la principal y dos laterales, para que en el caso de que en la rueda se instale un mousse o inserto siempre quede paso libre para el aire sin problema.

Todas las válvulas de aluminio de X-Sauce son muy reconocibles al estar anodizadas en color negro, un tratamiento que además proporciona una mayor resistencia a la corrosión. Son desmontables y cuentan con una junta cónica de goma con diseño exclusivo de la marca, con una parte ancha que acepta orificios de hasta 11 mm de diámetro y una parte fina muy afilada que encaja y se adapta a cualquier agujero de llanta por pequeño que sea.

Otros detalles presentes en las válvulas son una tuerca de aluminio ancha y moleteada para facilitar su apriete y aflojado, con junta de goma o-ring; un cuerpo de válvula donde se puede introducir una llave allen para evitar su giro durante el montaje; o un rebaje exclusivo para poder sujetarla y evitar que se gire al intentar aflojar el obús o la tuerca.

La nueva válvula fina (Presta) compatible con mousses tiene una longitud de 40 mm y un peso de 5.075 gramos por unidad, con tapón incluido. La válvula gorda (Schrader) mide 43 mm de longitud y tiene un peso de 5.925 gr. por unidad.

Las válvulas son compatibles con ruedas de MTB, gravel y carretera y se venden en un blister de 2 unidades que además incluye una llave para el montaje y desmontaje del obús, con un precio recomendado de 16,50€.

Ahora en portada

Más en Componentes