Agujetas: por qué aparecen y cómo se tratan

Agujetas es el nombre coloquial que recibe un dolor muscular denominado Dolor Muscular de Aparición Tardía (DMAT) o Dolor Muscular Postesfuerzo de Aparición Tardía (DOMPAT), en inglés DOMS (Delayed Onset Muscular Soreness). Se trata de un dolor agudo, acompañado de inflamación muscular, que aparece algunas horas después de la práctica de un ejercicio físico intenso, generalmente durante un período de entre 24 y 48 horas de duración.

En TodoMountainBike: Agujetas: por qué aparecen y cómo se tratan
Un masaje profesional, lo mejor para aliviar las agujetas.

Las agujetas

Las agujetas es un problema muy extendido en el mundo del deporte. A pesar de los avances de la medicina, no existe ningún estudio que haya demostrado la causa específica de este dolor, barajándose diferentes hipótesis más o menos aceptadas por la comunidad científica. Pese a que la causa de este dolor tardío no está fundamentada médicamente, existen tres teorías principales, siendo más que probable que las agujetas aparezcan por una combinación de tres factores lesivos.

¿Por qué aparecen?

Los síntomas más evidentes de las agujetas incluyen un dolor muscular localizado acompañado de una inflamación del músculo afectado, produciéndose además una reducción de la movilidad. Tres son las teóricas causas que podrían favorecer la aparición de agujetas siendo las microrroturas de fibras musculares la más aceptada por la comunidad científica. Esta teoría indica que el dolor muscular y la inflamación se producen debido a la rotura de un número elevado de microfibras musculares durante la práctica del ejercicio.

Otra teoría barajada perfectamente plausible es una elevación local de la temperatura de los músculos. Esta hipótesis baraja la idea que durante la práctica del ejercicio el músculo se calienta y en algunas zonas se producen microlesiones derivadas de este aumento de temperatura. Se trata de un fundamento muy similar a la teoría de las microrroturas musculares y está pendiente de más investigaciones al respecto.

Otra posible causa, aunque demostrada como falsa a pesar de ser la más conocida entre deportistas, es la acumulación de ácido láctico. Esta teoría menciona que el ácido láctico resultante de la actividad metabólica en las células musculares acaba cristalizando, provocando dichos cristales el dolor muscular. El problema es que personas con la enfermedad de McArdle (imposibilidad de producir ácido láctico) también experimentan el dolor tardío o agujetas.

¿Cómo se tratan?

Si bien la causa principal que provoca el denominado Dolor Muscular de Aparición Tardía (DMAT) continúa siendo un misterio, está demostrado que realizar estiramientos previos y posteriores a la realización del ejercicio contribuyen a disminuir la intensidad del dolor. Realizar un calentamiento previo, aumentando la intensidad del ejercicio de forma gradual, prepara las fibras musculares para el esfuerzo y también es una forma de prevenir o mitigar las agujetas.

El tratamiento con frío de la zona afectada también es una de las mejores formas de aliviar las agujetas, así como los baños de contraste con agua fría y caliente para forzar un mayor riego sanguíneo. Los masajes, combinados con frío o calor, son la opción elegida por prácticamente todos los deportistas profesionales para tratar sus problemas musculares, una solución que cualquiera puede disfrutar acudiendo a un especialista en fisioterapia o masaje deportivo.

Por supuesto y como sucede con cualquier problema físico, lo más recomendable es acudir a un profesional médico para que sea él el que determine el alcance de la lesión y proponga el tratamiento adecuado. En los casos más graves y dolorosos, los medicamentos antiinflamatorios y analgésicos, siempre bajo prescripción médica, pueden ser muy efectivos para reducir el tiempo de recuperación.

Este sitio web utiliza cookies analíticas, persistentes y de terceros con la finalidad de prestar una mejor experiencia de uso a los visitantes del sitio y de ofrecer anuncios personalizados. Si continúas navegando consideraremos que estás aceptando su uso. No obstante, puedes cambiar la configuración de las cookies u obtener más información en nuestra Política de Cookies. Acepto | Quiero saber más