General

Orange Bikes se declara en quiebra y solicita un concurso de acreedores

Cuando una empresa solicita un administrador por la vía legal a causa de problemas financieros, significa que se encuentra en una situación de insolvencia y que no puede hacer frente a sus deudas.

Orange Bikes, la marca británica de bicicletas, no pasa por su mejor momento. A finales de diciembre, anunciaba a través de las redes sociales la desmantelación de su equipo de fábrica, el Orange Factory Racing Team, y ahora se ha sabido que también a finales del año pasado la empresa solicitó un administrador por la vía legal o, lo que es lo mismo, se declaró en quiebra.

Cuando una empresa solicita un administrador por la vía legal a causa de problemas financieros, significa que se encuentra en una situación de insolvencia y que no puede hacer frente a sus deudas. En este caso, la empresa solicita un procedimiento denominado concurso de acreedores, que tiene como objetivo proteger a los acreedores y a la empresa.

Orange Bikes se declara en quiebra y solicita un concurso de acreedores
Logotipo de Orange Bikes. Imagen: Orange Bikes

La solicitud de concurso de acreedores puede ser presentada por la propia empresa, por uno o varios acreedores, o por el Ministerio Fiscal del país de orígen. En el caso de que sea presentada por la empresa, debe ser firmada por todos los administradores o, en su defecto, por la mayoría de ellos.

Una vez presentada la solicitud de concurso de acreedores, el juez debe resolver sobre su admisión a trámite. Si el juez admite la solicitud, se abre el procedimiento de concurso de acreedores y se nombra un administrador concursal, que es lo que parece haber solicitado Orange Bikes.

El administrador concursal es un profesional designado por el juez para gestionar la empresa durante el procedimiento de concurso de acreedores. Sus funciones incluyen evaluar la situación financiera de la empresa, tomar medidas para proteger los intereses de los acreedores, negociar con los acreedores para llegar a un acuerdo de pago y liquidar la empresa si no es posible llegar a un acuerdo de pago

Por el momento, Orange Bikes no ha emitido ningún comunicado al respecto, aunque todo indica que la empresa está haciendo todo lo posible para no desaparecer del mercado. Lo que sí está claro es que su equipo de competición ya es historia y que la marca afronta un futuro muy incierto, sumándose a otras como Wiggle, Chain Reaction Cycles, Vitus Bikes, Nukeproof, dhb y Hotlines.

Ahora en portada

Más en General