General

Los problemas de salud mental en los deportistas de élite jóvenes: una realidad muy a tener en cuenta

Pueden aparecer de forma individual o, en la mayoría de casos, como una combinación de varios de ellos, y requieren un tratamiento temprano para evitar males mayores.

Los deportistas de élite jóvenes (y también más veteranos pero en menor medida) se enfrentan a una presión considerable para tener éxito. A menudo están sujetos a un intenso entrenamiento, expectativas elevadas y una gran atención por parte de los medios de comunicación, los aficionados y las marcas que los patrocinan. Esta presión puede tener un impacto significativo en su salud mental, lo que se traduce en una variedad de problemas a enfrentar.

Los problemas de salud mental en los deportistas de élite jóvenes: una realidad muy a tener en cuenta
Salud mental. Imagen: Geralt / Pixabay

Problemas de salud mental y factores de riesgo

Los problemas de salud mental más comunes que afectan a los deportistas de élite jóvenes son la ansiedad, la depresión, los trastornos alimentarios, el trastorno del sueño y el trastorno del déficit de atención e hiperactividad, también denominado TDAH. Pueden aparecer de forma individual o, en la mayoría de casos, como una combinación de varios de ellos, y requieren un tratamiento temprano para evitar males mayores.

La ansiedad es una respuesta natural al estrés, pero puede volverse excesiva y afectar el rendimiento deportivo. La depresión se caracteriza por sentimientos de tristeza, desesperanza y pérdida de interés en las actividades que antes se disfrutaban. Los trastornos alimentarios, también muy comunes, incluyen la anorexia nerviosa, la bulimia nerviosa y el trastorno por atracón.

Otros problemas de salud mental son el trastorno del sueño, que no es otra cosa que la dificultad para conciliar el sueño o permanecer dormido, lo que puede afectar el rendimiento y la recuperación; y el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), que puede dificultar la concentración y el control de los impulsos, lo que también afecta al rendimiento deportivo.

Existen varios factores que pueden aumentar el riesgo de que un deportista de élite joven desarrolle un problema de salud mental, aunque normalmente son debidos a cuatro causas principales:

  • Presión para tener éxito: los entrenadores, los padres y los medios de comunicación pueden ejercer una gran presión sobre los jóvenes deportistas para que tengan éxito.
  • Falta de apoyo: los jóvenes deportistas pueden sentirse aislados y solos, especialmente si están lejos de su familia y amigos.
  • Falta de control sobre su carrera: los jóvenes deportistas pueden sentir que no tienen control sobre su propio entrenamiento, competición y vida personal.
  • Historial familiar de problemas de salud mental: si un joven deportista tiene antecedentes familiares de problemas de salud mental, es más probable que los desarrolle él mismo.

Consecuencias y tratamiento de los problemas de salud mental

Los problemas de salud mental pueden tener un impacto significativo en la vida de un deportista de élite joven, tanto dentro como fuera del ámbito deportivo. la consecuencia más directa es una disminución del rendimiento deportivo, aunque también conlleva problemas de salud, aislamiento social, abuso de sustancias e incluso intentos de suicidio.

La ansiedad, la depresión y otros problemas de salud mental pueden afectar la concentración, la motivación y la energía, lo que puede conducir a una disminución del rendimiento deportivo. Los problemas de salud mental también pueden aumentar el riesgo de lesiones, desórdenes de alimentación y otros problemas de salud física.

Otros problemas asociados es que los jóvenes deportistas con problemas de salud mental suelen aislarse de sus amigos, familiares y compañeros de equipo y, en algunas ocasiones, pueden recurrir al alcohol, las drogas o otras sustancias para hacer frente a sus problemas. La suma de estos problemas lleva, en los casos más extremos, al suicidio.

Para prevenir y tratar los problemas de salud mental, es importante que los deportistas de élite jóvenes tengan acceso a todos los apoyos y recursos disponibles. Algunas medidas que se pueden tomar son:

  • Crear un entorno de apoyo: los entrenadores, los padres y los compañeros de equipo deben crear un entorno de apoyo para los jóvenes deportistas.
  • Proporcionar educación sobre la salud mental: es importante que los jóvenes deportistas comprendan los problemas de salud mental y cómo buscar ayuda.
  • Ofrecer acceso a servicios de salud mental: los jóvenes deportistas con problemas de salud mental deben tener acceso a servicios de evaluación y tratamiento profesional.

Jenny Rissveds, un ejemplo de superación

La historia de Jenny Rissveds es una de esas que pueden calificarse como de manual en lo que respecta a los problemas de salud mental en los jóvenes deportistas que alcanzan un éxito abrumador. Medalla de oro en la prueba XCO femenina de los JJ.OO. de Río 2016, perdió a sus dos abuelos coincidiendo con el arranque de la Copa del Mundo XCO 2017.

A este drama familiar se sumó la presión de ser campeona olímpica y deportista de élite en uno de los mejores equipos de XCO del mundo, así como ciertas desavenencias con la Federación Sueca de Ciclismo y un obvio bajón de rendimiento. Todos estos problemas colapsaron la capacidad física y mental de Rissveds hasta el punto de que decidió tomarse un período indefinido de recuperación con solo 23 años de edad y en la cima de su carrera.

La ciclista sueca, cuya recuperación total ya es una realidad, no solo sufrió una profunda depresión, también un grave desorden alimenticio que además ocultó desde antes incluso de caer enferma. La vida de Jenny Rissveds se convirtió en un verdadero infierno hasta que, a finales de 2017, decidió buscar ayuda profesional para ambos problemas.

En la actualidad, Jenny Rissveds ya está totalmente recuperada y sigue compitiendo al máximo nivel, demostrando que con ayuda y determinación, es posible salir incluso del abismo más profundo. Otra joven corredora exitosa, la campeona Sub-23 de la Copa del Mundo de XCO y XCC de 2023, Ronja Blöchlinger, ha anunciado recientemente que retrasa su regreso a la competición esta temporada 2024 debido a problemas de salud mental.

Aunque el caso de Blöchlinger no parece tan grave como el de Rissveds, sí que requiere toda la atención y apoyo por parte de su familia, amigos y equipo de competición para asegurar su regreso a las carreras en la mejor forma física y mental, algo que por el momento la propia corredora no tiene nada claro.

Ahora en portada

Más en General