¿Vale la pena tener una bici de montaña y una de carretera? Sí, para ganar resistencia aeróbica es lo mejor

Todos los ciclistas profesionales de XCO basan sus entrenamientos en una combinación de rutas de carretera con otros planes específicos para las pistas de montaña. ¿Por qué combinan la bicicleta de montaña con la de carretera? Por que resulta absolutamente necesario para poder mejorar la resistencia aeróbica de cualquier ciclista sea cual sea la modalidad practicada.

En TodoMountainBike: ¿Vale la pena tener una bici de montaña y una de carretera? Sí, para ganar resistencia aeróbica es lo mejor
Ciclistas rodando en una carretera. ©StockSnap/Pixabay

El entrenamiento en carretera

La carretera ofrece un entrenamiento muy variado, pudiendo disfrutar de nuevas maneras de rodar (en grupo, a relevos, etc) que rompen con la monotonía que puede causar un entrenamiento basado solamente en la montaña, sobre todo si este último se realiza en solitario. Los entrenamientos sobre el asfalto tienen como objetivo principal la mejora de la resistencia aeróbica de un ciclista mediante salidas de larga duración donde el esfuerzo realizado sobre la bicicleta es constante y muy lineal.

¿Se puede entrenar la resistencia aeróbica sobre una Mountain Bike? Sí, pero no se consiguen resultados tan efectivos. En los entrenamientos de montaña, el esfuerzo realizado suele ser más explosivo, con continuos arranques y paradas en el pedaleo debido a los constantes desniveles y obstáculos normalmente presentes en el suelo.

Otro inconveniente es que, al tratarse de entrenamientos de larga duración, los componentes de una bicicleta de montaña sufren un desgaste mucho más acusado que los de un modelo de carretera, puesto que las ruedas de esta última no tienen que rodar encima de piedras, raíces, barro y otros elementos agresivos.

La posibilidad de combinar entrenamientos de carretera con entrenamientos específicos de montaña es la opción más aconsejable para todos aquellos ciclistas que buscan mejorar su rendimiento a todos los niveles. Realizar entrenamientos de larga duración en carretera mejora la resistencia aeróbica, mientras que los entrenamientos de montaña sirven para potenciar la potencia explosiva y la técnica, viéndose incrementado gradualmente el rendimiento global del ciclista gracias a la combinación de ambas modalidades.

Este sitio web utiliza cookies analíticas, persistentes y de terceros con la finalidad de prestar una mejor experiencia de uso a los visitantes del sitio. Si continúas navegando consideraremos que estás aceptando su uso. No obstante, puedes cambiar la configuración de las cookies u obtener más información. Acepto | Quiero saber más