¿Qué pasa cuando se lleva una bicicleta mal amarrada en el coche? Nada bueno

Los portabicicletas de coche, ya sean de techo, de bola o de maletero, son la opción más cómoda a la hora de viajar cuando no se dispone de un vehículo grande con buena capacidad de almacenaje (véase furgonetas y similares). Obviamente, asegurar correctamente la bicicleta al portabicicletas es una cuestión que no admite errores, pues de lo contrario se corre el riesgo de perder la montura e incluso de causar un accidente de consecuencias imprevisibles. En el siguiente vídeo, un ejemplo muy esclarecedor de lo que sucede cuando una bicicleta no se transporta correctamente en un coche.

Este sitio web utiliza cookies analíticas, persistentes y de terceros con la finalidad de prestar una mejor experiencia de uso a los visitantes del sitio y de ofrecer anuncios personalizados. Si continúas navegando consideraremos que estás aceptando su uso. No obstante, puedes cambiar la configuración de las cookies u obtener más información en nuestra Política de Cookies. Acepto | Quiero saber más