Un ciclista torpe por la acera y un conductor reparando el coche en plena calle: una mala (aunque divertida) combinación

Atender las normas de tráfico y otras leyes que garantizan la seguridad vial es de vital importancia para evitar situaciones peligrosas que pueden dar lugar a los más imprevisibles accidentes. El siguiente vídeo es un claro ejemplo de ello: un ciclista algo torpe que circula por la acerca termina cayendo encima de un conductor que, en lugar de ir a un taller, estaba realizando algún tipo de reparación mecánica en la rueda trasera de su coche, en mitad de la calle. ¿El resultado? Un buen chichón para el conductor y un enfado monumental.

Este sitio web utiliza cookies analíticas, persistentes y de terceros con la finalidad de prestar una mejor experiencia de uso a los visitantes del sitio y de ofrecer anuncios personalizados. Si continúas navegando consideraremos que estás aceptando su uso. No obstante, puedes cambiar la configuración de las cookies u obtener más información en nuestra Política de Cookies. Acepto | Quiero saber más