GENERAL/

Cuarenta años de cárcel para un conductor borracho y drogado que mató a cinco ciclistas en Míchigan (EUA)

Cuarenta años de cárcel por conducir bajo los efectos del alcohol y las drogas y arrollar a un pelotón de nueve ciclistas, causando la muerte de cinco de ellos. Una sentencia ejemplar y, sobre todo, una de las más duras que jamás se ha impuesto en un delito de conducción imprudente. Así ha finalizado el juicio contra Charles Pickett Jr., un estadounidense de 52 años de edad que, conduciendo bajo los efectos de alcohol y drogas, arrolló con su camioneta a un grupo de ciclistas causando la muerte de cinco y heridas muy graves al resto.

En TodoMountainBike: Cuarenta años de cárcel para un conductor borracho y drogado que mató a cinco ciclistas en Míchigan (EUA)
El responsable del atropello múltiple que causó la muerte de cinco ciclistas y heridas de gravedad a otros cuatro, durante el juicio.

El trágico atropello tuvo lugar el 7 de junio de 2016 en una carretera del condado de Kalamazoo, en el estado estadounidense de Míchigan. El conductor, borracho y drogado, ha sido declarado recientemente culpable de cinco cargos de asesinato en segundo grado por conducir bajo la influencia de sustancias estupefacientes causando la muerte de Debra Ann Bradley, de 53 años; Melissa Ann Fevig Hughes, de 42 años; Fred Anton 'Tony' Nelson, de 73 años; Lorenz John 'Larry' Paulik, de 74 años; y Suzanne Joan Sippel, de 56 años. Además, también se le ha condenado por cuatro cargos por lesiones graves. La suma de la condena de todos los cargos asciende a 40 años de cárcel.

En TodoMountainBike: Cuarenta años de cárcel para un conductor borracho y drogado que mató a cinco ciclistas en Míchigan (EUA)
El estado en que quedó el vehículo que arrolló a los ciclistas en el condado de Kalamazoo, en el estado de Míchigan (EUA).

Durante el juicio, el conductor se mostró extremadamente arrepentido, sin duda a sabiendas de que la condena que le iba a caer no era pequeña: ""Lo siento mucho. Desearía que esta tragedia nunca hubiera ocurrido. No hay nada que pueda hacer para volver atrás. Viviré con esto el resto de mi vida. Daría mi vida por la gente que fue asesinada y mutilada y todo lo demás. Sólo quiero decir que lo siento", sollozó Pickett durante su procesamiento. En paralelo a esta ejemplar sentencia, las autoridades del condado de Kalamazoo inauguraron un monumento en recuerdo de las víctimas con la representación de cinco bicicletas fabricadas con metal.